¿Cuál será el impacto de la impresión 3D en la industria alimenticia?

Un estudio realizado por el MinCyT y Arcor asegura que la impresión 3D permitirá el diseño personalizado de los alimentos

La posibilidad de "imprimir" nuestra comida o elegir sus texturas y formas ya no es ciencia ficción.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y Arcor realizaron un estudio sobre el estado de la impresión 3D en Argentina en relación a la producción de alimentos. Se viene la personalización digital de la comida.

"La tecnología de impresión 3D está más cerca de nuestra vida cotidiana de lo que pensamos", aseguró la cartera de Ciencia, y agregó que la impresión 3D de alimentos "podría proporcionar en el futuro una solución de ingeniería para el diseño personalizado de alimentos y el control de la nutrición a medida".



Así, la impresión 3D se convertiría en una herramienta de creación de prototipos para facilitar el desarrollo de nuevos productos alimenticios. Esta tecnología podría revolucionar la forma en la que consumimos alimentos, reconfigurando la cadena de suministro bajo un modelo on-demand.

"El impacto de esta tecnología en la industria alimenticia se estima será significativo, ya que le brindará al consumidor la posibilidad de decidir en aspectos de personalización, nutrición, desarrollo de nuevas texturas y formas, producción flexible y on-demand (a demanda), conveniencia y experiencia social"



Según el estudio, las posibilidades de personalización de los alimentos serán muy amplias, ya que la impresión 3D se puede utilizar en el diseño, decoración, moldes, matrices y prototipados. También implica un importante paso para la nutrición personalizada.

"Acceder a comidas adaptadas a cada persona, utilizando sus datos fisiológicos, sus necesidades nutricionales o sus gustos ya no será una visión futurista sino que podrá ser parte de la realidad", concluyó la cartera de Ciencia.

Abierta, disruptiva y con mucho potencial, la impresión 3D ya es una realidad en Argentina, avanza a nuevos sectores con un ritmo "similar" al del resto del mundo . Sin embargo, aún faltan proyectos que lleven esta tecnología para la industria alimenticia.

El estudio se puede descargar desde aquí


Más información: www.mincyt.gob.ar.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores