Mejorando el paisaje urbano con tecnología

28 de Abril de 2017
La opinión de Rubén Belluomo, Gerente Comercial de Infor, sobre el uso de datos de forma inteligente

Disponer de los recursos cuando estos son escasos es sumamente difícil, como en la situación económica reinante en la actualidad. Pero debe realizarse, para lograr volvernos competitivos local y globalmente, y mantener una calidad de vida digna. Se debe administrar muy bien el presupuesto destinado a los edificios públicos, a la infraestructura y activos físicos en general.

Usando los datos en forma inteligente

Las organizaciones gubernamentales han siempre contado con millones de datos, pero no con formas efectivas de capturarlos y poder utilizar esa información en forma eficiente. Han tenido que ir adaptando sus procesos a soluciones tecnológicas que no contaban con funcionalidades claves, ni fáciles de utilizar.

Hoy en día, estas limitaciones ya no existen. Las aplicaciones modernas soportan la integración entre varias organizaciones, y permiten también la participación de los ciudadanos.

Las ciudades, distritos, pueblos, y provincias, pueden aprovechar los datos que generan los ciudadanos y darle prioridad en las inversiones basadas en el riesgo, la seguridad, eficiencia energética y potencial impacto económico.

La información debe convertirse de papel al formato electrónico para utilizar en el software para la gestión de activos físicos. Sin embargo, una vez logrado eso, los datos digitalizados, inventario, datos del estado, normas, carteles de seguridad, historial del mantenimiento y costos del ciclo de vida, documentarán el proceso para la toma de decisiones.

Para optimizar los beneficios de la digitalización, las organizaciones públicas deben también ocuparse de los temas operacionales y de TI que pueden entorpecer el GIS y los sistemas de gestión laboral. En esta época de recursos limitados y mayores expectativas, se deben evaluar las opciones para mejorar las prácticas del negocio.

Existen tres maneras de mejorar la gestión de los activos físicos por medio de la digitalización:

  • Hacer el seguimiento de los activos físicos y realizar el análisis de la performance para determinar la programación adecuada para las reparaciones reemplazos.
  • Lograr la Interface de sistemas múltiples de TI para hacer el seguimiento de la mano de obra y de los costos de los proyectos para demostrar cómo el nivel del servicio y de los costos del servicio pueden cumplir con las normas reglamentarias.
  • El uso del análisis espacial y del GIS para optimizar el planeamiento de mantenimiento centrado en la confiabilidad en servicios de aguas servidas y de tormenta.

En todos los niveles del gobierno, iniciativas como estas continúan fortaleciéndose a medida que los funcionarios y profesionales de los trabajos públicos descubren maneras creativas de usar el software para un mejor mantenimiento y una inversión más estratégica.

Los fondos y las órdenes presidenciales por sí solas no resuelven el tema de los retos que tiene la infraestructura. Los tomadores de decisiones deben tomar un mayor control de la información con la que cuentan y justificar sus inversiones. Sólo allí, podrán resolver el problema de las inversiones y garantizar que sean viables y eficientes.

(*) Rubén Belluomo: Gerente Comercial de Infor


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores