Restringen la salida del país a los ejecutivos de Uber

La Fiscalía porteña impuso una cautelar y ahora deberán informar con antelación si planean viajar al exterior. ¿Qué dicen desde Uber?

Fue un año pésimo para Uber, la app de transporte que no para de cosechar polémicas y batallas legales en todo el mundo. Y también en la Argentina.

La justicia restringió la salida del país de cinco ejecutivos de Uber Argentina: Enrique Mihanovich Murphy, Gustavo Gilbert, Fernando Cao, Diego Olivera y Miguel Rattagan, para evitar un supuesto intento de fuga, según informaron fuentes judiciales a La Nación.

La resolución fue tomada esta semana por la jueza en lo Penal Contravencional de Faltas porteña Cristina Lara, ante un pedido del fiscal de Cámara Martín Lapadú en una causa donde se investiga a Uber por una presunta evasión tributaria.

En concreto, Uber está sospechado por evadir la suma de 1.044.659 pesos en concepto de impuestos sobre los Ingresos Brutos, según dictaminó la AGIP. La causa fue luego ratificada por la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas como "conducta ilícita de evasión tributaria".

¿Qué significa la resolución y qué dijo Uber?

A partir de ahora, si alguno de los ejecutivos planea viajar deberá notificar con tiempo a la justicia y precisar detalles del lugar de destino y de alojamiento. Cada viaje deberá ser evaluado y autorizado por el Ministerio Público Fiscal porteño.

"Deberán con suficiente antelación, dar cuenta a la Fiscalía sobre el lugar de destino, plazo de estadía, motivos del viaje, y todo aquella información que le sea requerida, a fin de ser evaluada y despejar cualquier sospecha de intento de fuga de los imputados", explicaron desde la fiscalía.

Por su parte, desde Uber transmitieron tranquilidad y aseguraron que "se trata de una práctica común en este tipo de procesos, dado que se les puede solicitar que acudan a declarar en cualquier momento", aseguraron a La Nación, y agregaron: "Desde el comienzo, hemos colaborado activamente con la Justicia, informando las salidas de los directivos legales".

Un año para el olvido

El 2017 fue un año complicado para la compañía de transporte TIC. Además de los numerosos escándalos y la renuncia del CEO Travis Kalanick, la firma atravesó todo tipo de conflictos legales internos y externos.

A esto se suma el escándalo por el pago de US$100.000 que realizó la propia compañía a dos hackers que violaron 57 millones de cuentas de usuarios y conductores en 2016 (ver también: Uber pagó US$100.000 a hackers que violaron 57 millones de cuentas).


Más información: www.uber.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores