Argentina, el país del iPhone X más caro del mundo

El nuevo smartphone de Apple se vende a un precio base de 45.000 pesos, el doble de lo que cuesta en Estados Unidos. ¿Cuál es la odisea del precio?

El iPhone X, el último buque insignia de Apple, ya se vende en Argentina con un particular récord: es el más caro del mundo.

El precio del smartphone premium en Frávega y OneClick se puede conseguir por 45.000 pesos para su versión de 64GB, es decir, 2300 dólares. Es el doble de lo que cuesta en Estados Unidos, según La Nación.



El precio, además, es de base. Sumando los intereses de las cuotas, el valor del iPhone puede alcanzar los 55.000 pesos. Desde el 29 de enero estará disponible vía Claro y Maxim, pero también se esperan precios astronómicos.

¿Cómo es el iPhone X?

El iPhone X marca un cambio de rumbo respecto a los iPhones clásicos. Su nuevo diseño apuesta a los bordes mínimos, y para sorpresa de los fanáticos abandona el botón Home. Además, puede desbloquearse usando la cara (Face ID).

El equipo se destaca con una pantalla de 5,8" OLED y HDR, que suma una tecnología de contraste llamada TrueTone; una cámara dual de 12 MP, que permite hacer zoom óptico de 2X, estabilización óptica y gran angular.

Por dentro, Apple puso a funcionar un poderoso chip A11 Bionic de seis núcleos, que es un 25% más veloz que el procesador del iPhone 7, e incluyó un GPU más potente para la Realidad Aumentada. Finalmente, tiene carga inalámbrica.

¿Por qué cuesta tanto en Argentina?

¿Por qué estos precios? La razón está, en gran parte, en la carga impositiva para los productos importados y los costos de financiación, un panorama que está comenzando cambiar con la quita de aranceles de importación para computadoras y otros dispositivos, y que –se espera– se replicará en los próximos años en el segmento de celulares.

"El cálculo del costo de importación se realiza sobre una base del costo FOB (el precio en China) más el flete, más el seguro. A eso se le agregan los derechos y se llega a lo que se llama 'base del IVA', y que en los productos comunes lleva luego el IVA, IVA Adicional y Percepciones. Luego interviene el Impuesto Interno, y se le aplica un cálculo con una estimación de la propia ley, que postula un margen teórico", explicó Héctor Goldin, de Maxim Software, a La Nación.

Y agregó: "Pero esto es solamente lo que se debe pagar para sacarlo de Aduana. El IVA es del 21%, el IVA Adicional y las percepciones dependen de la situación fiscal de cada importador y las provincias donde tenga sedes. El impuesto interno desde diciembre tiene una tasa nominal de 10,5% y una tasa efectiva de 11,73%, pero que aplica sobre el precio de venta, no sobre el costo".

A esto se suma una intrincada odisea de cálculos que incluye el precio neto de venta, el pago a la Aduana y el eventual pago a la AFIP: "Luego debe calcularse el precio neto de venta, y una vez calculado, compararlo con lo pagado efectivamente en la Aduana. Si el cálculo del Impuesto Interno sobre el precio de venta es mayor que lo pagado en Aduana, entonces habrá que pagarle a la AFIP la diferencia. Si se pagó de más a la Aduana no se recupera, por lo que hay que agregarle al costo esa diferencia".

Y concluye Goldin: "Además, para llegar al precio de venta se deben tomar en cuenta los costos financieros de acuerdo al tipo de pago que se realice, y recordando que el precio FOB se paga en dólares y los costos de Aduana se pagan en pesos, pero calculados sobre los valores en dólares convertidos al día del despacho de aduana, o sea que al vender el producto en pesos, recién se saben los dólares que se recibirán el día que se depositen los fondos en pesos y se puedan convertir a dólares".


Más información: www.apple.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores