Un cuento para recordar a Clementina, la primer computadora argentina

Para celebrar los 50 años de la puesta en marcha del equipo se realizarán diferentes concursos artísticos. La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires informó que extendió la inscripción del certamen de ensayos hasta el 31 de mayo

El 15 de mayo se cumplen 50 años de la puesta en marcha de Clementina, la primera computadora científica de Argentina, y para celebrarlo la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y la Fundación Sadosky organizaron diferentes concursos de expresión de la informática en actividades artísticas como letras, danza, artes plásticas, música, cine y teatro. Además, se dictarán conferencias y se realizarán mesas redondas con científicos nacionales e internacionales.

El equipo funcionó hasta mediados de 1971.

Entre estas actividades, se llevará a cabo el certamen de cuentos y ensayos Clementina, la primera computadora, cuyos trabajos deberán estar dentro del género literario, narrativo y el disparador de la obra es la llegada al país del dispositivo. Los interesados tienen tiempo de enviar sus propuestas hasta el 31 de mayo por e-mail, correo postal o personalmente. La entrega de premios se realizará en el marco feria de ciencias Tecnópolis, entre el 15 de julio y 8 de agosto.

El equipo era un Mercury de Ferranti al que llamaron como Clementina, solo se produjeron 19 dispositivos de este tipo, que entre sus prestaciones contaba con cinco mil componentes activos (válvula termoiónica) y memoria de núcleos magnéticos de 5 K, más de 50 mil veces menor que una PC actual y medía 18 metros de largo. No contaba con monitor ni teclado, sino que había que ingresar las instrucciones a través de tarjetas perforadas.

Llegó al país el 24 de noviembre de 1960, y meses después empezó a ser utilizada en el Pabellón I de Ciudad Universitaria. El lenguaje de programación utilizado era Autocode, elegido por ser fácil de aprender y amigable para aplicaciones científicas. El nombre surgió de una canción popular inglesa que producían modulando el pitído que emitía la máquina, luego le hicieron reproducir tangos.

Sobre Clementina se creó el primer lenguaje de computación argentino, llamado COMIC. La computadora prestó servicios para varias dependencias del Estado, trabajando en cálculos astronómicos, modelos matemáticos de cuencas fluviales y econométricos, estudios de mecánica del sólido, problemas lingüísticos y problemas estadísticos.


Más información: exactas.uba.ar, www.fundacionsadosky.com.ar.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores