Nuevos clientes buscan servicios

Por Darío Drucaroff
Cada vez más gente trabaja desde su casa o fuera de la oficina, todo el día, algunos días o un par de horas semanales. Se trata de gente capaz de configurar la conexión a internet y las herramientas necesarias como para realizar trabajos a distancia. Sin embargo, existe también una gran masa de posibles teletrabajadores que, por no conocer las herramientas, todavía no pueden adelantar trabajo desde el hogar. Probablemente estén esperando la ayuda de los proveedores de soluciones

Un nuevo mercado debe ser analizado hoy por los proveedores de soluciones: el mercado de teletrabajadores. Se trata de entre 400.000 y 600.000 argentinos que al menos una vez por semana utiliza las Tecnologías de la Información a distancia para trabajar. Ejecutivos, profesores, editores, y hasta psicoanalistas, entre muchos otros, trabajan desde sus casas o a distancia, cumpliendo tareas que no hace mucho eran imposibles de realizar sin presencia.

Estamos ingresando en lo que se llama la Sociedad de la Información. "Los procesos civilizatorios tienen ciclos y etapas. La sociedad agraria pasó, a través de la transformación tecnológica, a convertirse en una sociedad industrial. Ahora la sociedad industrial se está achicando. Está naciendo esta otra sociedad, que la llaman sociedad de la información y del conocimiento, donde la base más fuerte es el conocimiento, no la tecnología". Comentó a Canal AR Sonia Boiarov, Directora del Centro de Teletrabajo y Teleformación (CTT) de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. "Es una sociedad que tiene pautas propias. Por supuesto que está globalizada: los flujos de información transforman las realidades de los países".

El surgimiento del teletrabajador en esta nueva sociedad requiere no sólo el apoyo, sino también un trabajo de difusión por parte de los resellers, ya que miles de posibles teletrabajadores todavía no pueden adelantar trabajo desde el hogar por no conocer las herramientas necesarias, ni tener un soporte adecuado.

El Teletrabajo llega al tambo
Un artículo publicado en el WebSite del CTT comenta la experiencia de una licenciada en informática y analista de computación que hace cinco años teletrabaja para una empresa desde La Plata. Su especialidad es el desarrollo informático rural para tambos y cabañas. "También tengo contacto de la misma forma con los principales clientes para casos de emergencia, ya que además de desarrollo hago soporte técnico del sistema que está distribuido por el país", comentó la licenciada.
"Cuando hablamos de formar en teletrabajo, en realidad estamos hablando de formar un trabajador global. A través del uso de la tecnología hoy una persona puede ser trabajadora en cualquier parte del mundo, sin moverse de su casa", explicó Boiarov. "Para esto se requiere una formación y conocimientos que la educación formal no da, porque está más orientada a la sociedad industrial. La propuesta es empezar a mirar qué es lo que está pasando en esta nueva sociedad, transformarla y trabajar".

- ¿Tenés datos estadísticos sobre el teletrabajo en Argentina?

- Estadísticas nunca se pudieron hacer. Nunca hubo plata. Todo lo que se puede hacer es inferir mirando datos como por ejemplo de conectividad y cantidad de computadoras. En función de eso se habla de que hay entre 400.000 y 600.00 teletrabajadores.

"Mucha gente no se identifica pero lo es. Los periodistas casi todos: están donde se produce la noticia, sacan la foto, graban el mensaje, lo mandan, arman la nota. Lo que antes hacían cuatro personas ahora lo hace él solo. Después podemos discutir si eso es bueno o no, pero es una realidad y un avance que las empresas cada vez utilizan más. Y la sociedad está dando respuestas retrasadamente, necesita organizarse más", dijo Boiarov.

- ¿Qué empresas necesitan cada vez más teletrabajadores?

- Todos los medios de comunicación, o la gran mayoría. También muchas empresas de tecnología, porque es familiar para ellos. Creo que cada vez se van sumando más. Cada vez que damos nuestras charlas y seminarios encontramos PyMEs que tienen gente trabajando en su casa.

Terapia a distancia

"Conozco una psicóloga que trabaja con gente del interior, de pueblos pequeños, vía webcam, y hace la entrevista de análisis por teleconferencia", comentó la Directora del CTT. "La gente se presta mucho más a hacer esto porque viviendo en un pueblo chico no quiere contarle sus cosas a un psicólogo del lugar. Tiene miedo a que después los demás se enteren de los problemas de su vida privada".

- ¿Conocés alguna empresa que brinde servicios técnicos para teletrabajadores?

- Yo creo que no hay, pero sería bueno. Hay mucha gente que está iniciándose y no necesariamente tiene los conocimientos técnicos que hacen falta, y eso es grave. Que se te desconfigure un mail y que no sepas cómo hacer para enviar tu trabajo es grave.

- ¿Teletrabajás?

Si, desde hace mucho tiempo. Le propuse teletrabajar al dueño de la consultora en la que trabajaba, porque no podía interrumpir a cada rato lo que estaba haciendo. Compré mi computadora y empecé a trabajar en mi casa. Todavía no había Internet en esa época, así que lo que hacía era usar planillas de texto y hojas de cálculo, después usaba el fax para mandar las cosas. Cuando apareció Internet fue bárbaro porque podía hacer el proceso sin problemas.

Para conocer algunas de las recientes iniciativas relacionadas al teletrabajo puede consultar el informe elaborado por el CTT "El Avance del Teletrabajo en Argentina", actualizado en abril del presente año. Haga click aquí.


Más información: www.caminandoutopias.org.ar.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores