Inclusión digital, desde la perspectiva del sector privado

Por Lucas Delgado
Ejecutivas de Microsoft dialogaron con Canal AR acerca del estado actual y proyecciones de los planes para integrar tecnología en las aulas del país, y sobre su experiencia en la provincia de San Luis

Una de las metas que se propuso hace unos años el Gobierno de la provincia de San Luis fue llevar conexión inalámbrica a Internet a todos los pueblos con más de 20 habitantes, y no falta mucho para que se haga realidad. Además, para garantizar el éxito de su Agenda Digital requirió que todas las personas cuenten con acceso a herramientas informáticas y accedan a servicios ofrecidos a través de la Web. Para alcanzar esta meta, se valió de planes sociales y educativos de acceso a computadoras y capacitación. Uno de sus socios es Microsoft, que colaboró en la formación de docentes, planificación de estrategias educativas y equipamiento de software de las mini laptops para los alumnos.

1. Julieta Zuázaga Gutiérrez 2. Mariana Maggio

Mariana Maggio y Julieta Zuázaga Gutiérrez, responsables de los programas Alianza para el Acceso Tecnológico y Alianza por la Educación del gigante del software para Argentina y Uruguay, dialogaron con Canal AR sobre la situación de este tipo de planes a escala nacional y sobre su visión de la pedagogía en relación a la inclusión digital. Señalaron que es cierto que los chicos tienen más facilidad de interactuar con los dispositivos, pero ello no implica que sepan cómo utilizarlas adecuadamente. “El punto principal está en entender la tecnología, cómo utilizarla y aplicarla, y también en cómo integrarla a los procesos educativos dentro de la escuela”, afirmó Maggio.

Por su parte, Zuázaga agregó que es dentro de los colegios donde los más pequeños pueden encontrar un sentido a la utilización de las computadoras y herramientas informáticas. Y además, en muchos casos es el único lugar en el que tienen la posibilidad de usarlas. Por esa razón, las ejecutivas creen que es necesario acompañar e incentivar a la generación de nuevos proyectos, que amplíen los horizontes y hagan llegar la tecnología a más personas, permitiéndoles potenciar sus capacidades.

Mientras tanto

Una de las premisas que recorrieron el territorio puntano pertenece a Alejandro Prince, director de la consultora Prince & Cooke, que se encargó de evaluar los resultados de la Agenda de San Luis. Para el analista en Argentina la brecha digital ya no existe, sino que subsiste. “Todo va a llegar, pero todavía tiene que llegar” afirmó Maggio, haciendo referencia a que si bien hoy los más jóvenes son nativos digitales, con los docentes y familiares no sucede lo mismo.

Ante la pregunta acerca de qué sucederá mientras las condiciones de acceso a la tecnología sigan abiertas, la ejecutiva señaló que existen dos ejes fundamentales para trabajar: conectividad y formación. En el segundo caso, es donde interviene la participación de los adultos, que tienen que acompañar a los menores para construir una consciencia crítica del uso de los dispositivos y de la información disponible en la Web.

Otro elemento de gran importancia, según afirmó Zuázaga Gutiérrez, es la generación de políticas públicas en relación a la inclusión de tecnologías de tanto en educación como a nivel comunitario y también a nivel de soporte, para que esas comunidades informatizadas puedan auto-respaldarse al momento de reparar máquinas o sostener la nueva infraestructura.

Cooperación y compromisos

La interacción entre corporaciones, Estados y academias, también llamada triángulo de Sábato, viene demostrando grandes avances en la provincia gobernada por Alberto Rodríguez Saá. Las ejecutivas afirmaron que en su experiencia profesional, cada región tiene su particularidad y el vínculo entre los tres sectores no siempre se genera con las mismas características ni consigue los mismos resultados. “Desde la perspectiva del sector privado, entendemos que tenemos que ser respetuosos, establecer un diálogo para generar esfuerzos que puedan mantenerse en el tiempo”, subrayó Maggio.

Con el avance cada vez más veloz de la innovación en productos, software y desarrollos, y la disminución de precios, la inclusión digital no parece ser un sueño tan lejano. La vida cotidiana se envuelve en procesos tecnológicos, y con la implementación de las herramientas informáticas, el ámbito educativo también empieza a cambiar, ya no tan lentamente. Maggio señaló que sueña que en el país todos los chicos puedan terminar sus estudios primarios, secundarios y superiores, y así tener la posibilidad de contar con todo lo necesario para su desarrollo personal y profesional. Y que si la tecnología puede ayudar a lograr una parte de todo esto, será más que bienvenida. Por su parte, Zuázaga Gutiérrez afirmó que la idea de sumar TIC es que se haga de una forma integral, independientemente de los dispositivos. “Ese es el aporte que puede hacer en términos sociales”, para generar comunidades más igualitarias, voluntarias y solidarias.


Más información: www.microsoft.com/latam/educacion.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores