“En todos lados se cayeron los proyectos de inversión en tecnología”

Por Pablo Comuzzi - pabloc@canal-ar.com.ar
El director Comercial de Indra afirmó a Canal AR que la crisis paró los proyectos de IT a nivel local. Sin embargo, advirtió que las grandes compañías pueden ver con buenos ojos a Argentina en la parte de desarrollo

En el año 1993, la empresa española Indra hizo pie en Argentina, a través de una oficina comercial en Buenos Aires cuyo objetivo era hacer un relevamiento de qué servicios podría ofrecer en el mercado. Siempre manteniendo un perfil bajo, cerró una serie de convenios para encargarse del outsourcing tecnológico de Link a página nuevaAerolíneas Argentinas y la Cámara de Compensación Electrónica de Cheques. Luego, una serie de importantes cambios internos –la firma se privatizó y cambió de presidente-, la llevaron a virar de eje en 2000 y desarrollar nuevos negocios en el país.

Enrique Olivera

En una primera instancia, consolidó su posición en el mercado financiero. “Era uno de los pocos sectores en los que nos conocían, y donde ya nos habíamos hecho de un nombre con peso propio”, explicó a Canal AR Enrique Olivera, director Comercial de Indra. A medida que se fue superando la profunda recesión de 2001, experimentó un crecimiento sostenido en las diversas áreas en las que incursionó.

Ramificó sus operaciones. La firma comenzó a trabajar en telecomunicaciones, energía, industria y la administración pública, con clientes de primera línea como Telefónica, Telecom, Peugeot, Bayer, Repsol YPF y el HSBC, por nombrar algunos. ¿En definitiva, qué ofrece? “Todo aquello que esté relacionado con la tecnología informático”, expresó el ejecutivo, enfocándose en la parte de outsourcing, que son contratos de mediano a largo plazo.

Su base principal es el desarrollo y mantenimiento de sistemas, equipos de radioenlaces, la provisión de infraestructura para la seguridad de edificios, servicios de helpdesk y soporte microinformático. Entre el 20 y 25% de su facturación proviene de consultoría SAP. Además, se encarga de la impresión de las facturas de Metrogás, Telefónica y Movistar.

Con sabor agridulce

En relación a la perspectiva actual de negocios, Olivera no dudó en sostener que “en todos lados se cayeron los proyectos de inversión en tecnología”. Sin embargo, la gran diferencia con la crisis de 2001 es que la parte de operaciones sigue con vida: “La demanda en términos nominales de jornadas de trabajo se mantiene, pero se ve un considerable ajuste de las tarifas”.

Por esa razón, lo primero que se debe averiguar es cuáles son los sectores en los que la crisis tuvo un impacto menor. Indra ya hizo ese estudio. “Desgraciadamente, los mercados menos golpeados son los que menos utilizan la parte de tecnología informática”. Más allá del panorama adverso, el ejecutivo confió en que si se mantiene la competitividad de la mano de obra en la parte de IT, por calidad y precio, “a la larga vamos a salir favorecidos porque las grandes compañías con sedes en otros lados podrían ver con buenos ojos el seguir apostando por Argentina en la parte de desarrollo”.

Indra emplea a más de 800 personas en Argentina, y dispone de dos edificios en Capital Federal. Uno donde se toman las decisiones ejecutivas y otro dedicado al desarrollo de software. En Barracas realiza el printing y outsourcing, y en La Plata se imprime la facturación para el Grupo Telefónica. A ello se le agregan dos Software Factories, ubicados en Córdoba y San Luis.

Cuando este medio le consultó si el Estado estaba promoviendo las políticas adecuadas para consolidar el ecosistema SSI, el ejecutivo respondió que más allá de cualquier Ley o programa gubernamental, lo principal es mejorar la enseñanza. “No pido promociones ni nada especial, simplemente que no se desentienda el tema de la educación. Cuanto mas instruida esté la población, mayor será la demanda de esta clase de servicios”.

- ¿Cuáles serán las claves para crecer este año?

- Crecer es un verbo muy auspicioso. Lo que vamos a lograr casi con seguridad es mantener el alza que logramos, que fue muy acelerada. Como la gran mayoría de los proyectos de inversión están parados, queremos centrarnos en mantener los niveles de empleo y consolidar los servicios con los clientes que tenemos. A muchos hay que acompañarlos ahora, por la racha que están pasando.


Más información: www.indra.es.




Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores