Las netbooks educativas llegaron a la escuela más austral del mundo

BGH e-Nova, Intel y Satillana, donaron diez equipos con software pedagógico para ser usados en la institución de la Base Esperanza de la Antártida Argentina

BGH e-Nova se unió a Santillana e Intel con la intención de fabricar netbooks educativas para alumnos de la Escuela Provincial Nº 38 Presidente Julio A. Roca de la Base Esperanza de la Antártida Argentina. Las compañías donaron diez equipos y ochenta libros de utilidad para las clases.

1. Alumnos de la Escuela Nº 38 2. Netbooks de BHG e-Nova

Actualmente hay 10 familias instaladas en el centro austral, de manera que la tecnología no sólo beneficiará a los 16 chicos, que tienen que cursar el nivel primario y secundario, sino que sus padres también podrán aprovechar las computadoras para realizar sus carreras de grado y posgrado a distancia. Además, les permitirá seguir cumpliendo con las tareas que realizan vía Internet en los programas Globe, Escuela Plus e Idiomas del Instituto del Ejército.

El Segundo Jefe de Base Esperanza, Noel Albiero, señaló que la escuela de la Base funciona además como un centro recreativo, donde grandes y chicos disfrutan de un espacio para aprender y divertirse. “Estas nuevas netbooks son los equipos ideales para lograr esta combinación”.

Por su parte, Claudio Goldfarb, gerente de negocio de BGH e-Nova, afirmó que sumar tecnología le proporcionará “múltiples beneficios a quienes tienen la ardua tarea diaria de enseñar y a su vez, le permitirá a los chicos no sentirse tan aislados”.

Desde Santillana, José Liñan, gerente de Educativas, explicó que los recursos digitales instalados en las netbooks son propios de la editorial. “De esta forma, los alumnos de la Base tienen acceso a algo más que el recurso tecnológico: a contenidos de calidad que agregan valor educativo a la tecnología”.

Acortar la brecha

Los equipos donados forman parte del programa Intel Learning Series y fueron diseñados especialmente para su uso educativo. El modelo fabricado posee pantalla táctil giratoria de 8.9 pulgadas, que puede transformarse tablet PC. Cuenta con un procesador Intel Atom N270 de 1.6 GHz, 1GB de memoria, teclado resistente al agua y acelerómetro (permite que al girar la pantalla, la vista pueda cambiar de horizontal a vertical).

Gabriela Gallardo, gerente de Negocios, Gobierno y Educación del gigante de los procesadores para el Cono Sur, afirmó que la iniciativa simboliza el esfuerzo por achicar la brecha digital y educativa. “Los chicos de la Base Esperanza podrán acceder ahora a tecnologías educativas con un alto valor para su aprendizaje y desarrollo, lo que implica igualar posibilidades en niños que estaban en condiciones de mayor aislamiento”.


Más información: www.bgh.com.ar.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores