La Manufactura 4.0 ¿un futuro viable en Argentina?

La opinión de Jorge Fernando Bayá, Director Regional General para el Sur de América Latina de TOTVS

La Industria 4.0 o Manufactura 4.0, es un concepto asignado por quienes organizaron la Feria de Hannover, en Alemania, donde la tecnología es el eje principal como medio para robustecer la capacidad de manufactura de las empresas. En esta feria surgió dicho término, su importancia y su adopción en el mundo entero.

Esta nueva tendencia, conlleva no solo a la transformación de la planta industrial, para posicionarse en esta ola tecnológica, sino también en el ámbito educativo a las universidades, que ahora se encuentran impulsadas a modificar sus planes y programas de estudios, pero sobre todo a tener un compromiso con la innovación para garantizar el talento humano.

La Cámara de Comercio Argentino Brasileña (CAMBRAS), señaló que durante el primer trimestre 2018 las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) - principalmente material de transporte terrestres - a Brasil aumentaron 43,3%, a comparación del primer trimestre 2017. En la actual economía cambiante habrá que analizar los beneficios de las relaciones comerciales internacionales, principalmente con países limítrofes, y si nuestro negocio se encuentra en condiciones de competir en el mercado. Sin duda aquellos que incorporen la tecnología a su negocio, harán el gran diferencial.

Hay plataformas de tecnología que impulsan a este segmento para su transformación digital y gracias a las cuales es posible, desde visualizar los inicios de la línea de producción, contar con un portal de ventas, recepción de pedidos y, claro, interfaz con el sistema ERP de la empresa, hasta guardar datos de productos, estructura de materiales, costos y pedidos de producción.

Entre algunas de las aplicaciones tecnológicas más innovadoras, se podría mencionar el levantamiento del pedido a través de un reconocimiento facial que identifica y valida al solicitante, confirmaciones y configuraciones personales del producto, permitiendo el concepto de alto grado de personalización de la industria 4.0.

Finalmente, además de tener un detallado control de cada producto, se puede obtener una base de datos que recolecta la información para que la operación sea eficaz y beneficie a la elaboración del producto manufacturado. Para la supervivencia del negocio será necesario anticiparse a las necesidades del cliente. El orden de la cadena de producción tradicional se ha invertido. Ahora quien decide lo que la industria va a ofrecer es el consumidor.

La transformación digital obliga a las empresas a hacer las cosas de manera diferente de como siempre lo habían hecho, y esto las hará más competitivas en este nuevo contexto donde deben adaptarse a la nueva economía. Así que, si su empresa tiene o está en planes de gestionar operaciones manufactureras de exportación, será recomendable encontrar el aliado de tecnología que lo ayude y acompañe a simplificar el negocio y optimizar su producción.

(*) Jorge Fernando Bayá: Director Regional General para Mercado Internacional de TOTVS


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores