3 ámbitos clave en que la tecnología sin contacto puede mejorar la vida las personas

Escribe Sebastián Ghanbari, Senior Business Development Manager de intive

Reducir y prevenir no solo el COVID-19, sino cualquier otra infección, se está convirtiendo en una de las principales prioridades para las personas y empresas de todo el mundo. Y aquí es donde las tecnologías innovadoras se convierten en una pieza importante del rompecabezas para lograr este objetivo. En la nueva normalidad se espera una mayor demanda de productos con interfaces sin contacto, los que tendrán un impacto clave y fundamental en 3 aspectos de la vida de las personas y que permitirán mejorar la calidad de vida de todos:

1. Salud e Higiene

A medida que nuestra sociedad se vuelve cada vez más consciente de la propagación de infecciones, la necesidad de no intervenir en lugares públicos se vuelve esencial. Es así como diferentes dispositivos activados por movimiento se convertirán en la “nueva normalidad” en los baños, restaurantes, centros comerciales, estaciones de tren, aeropuertos y otros espacios públicos donde los requisitos de higiene deben ser altamente controlados y exigidos.

La industria de la salud, obviamente, también requerirá de estos sistemas de sensores sin contacto. Los responsables de las instalaciones hospitalarias siempre están buscando formas de mantener a su personal y a sus pacientes más seguros para reducir las posibilidades de contaminación cruzada y transporte manual de microorganismos patógenos. Un check-in en el hospital con una pantalla táctil o juegos para chicos sin contacto para pacientes en salas de pediatría, pueden ser las soluciones más simples en estos casos.

Un paso más allá, son las soluciones específicas para médicos, especialmente cirujanos que deben mantener sus manos estériles en quirófanos. Ya existen algunos productos en el mercado que intentan satisfacer estas necesidades. Por ejemplo, algunos hospitales ya están probando una solución multisensor para cirujanos que detecta la posición de sus dedos mediante el uso de cámaras e iluminación de infrarrojos con un grado de precisión muy alto, permitiendo acceder a la información del paciente u otros datos importantes mediante una interfaz gestual durante la cirugía, lo que elimina la necesidad de limpiar o tocar.

2. Oficinas y hogares

La tecnología sin contacto también se puede aplicar en lugares de trabajo, comenzando con el cambio en los sistemas de control de acceso automatizados para entrar y salir de las oficinas. Las empresas con necesidades de seguridad de alto nivel pueden explorar el escaneo de retina o el software de reconocimiento facial para asegurar la entrada segura a sus instalaciones. Algunas de las últimas tecnologías de reconocimiento facial para el acceso a la oficina permiten a los miembros del personal registrados entrar y salir de las instalaciones con facilidad y total seguridad, utilizando algoritmos de procesamiento de imágenes que interactúan con una cámara 3D para proteger la confiabilidad de todo el sistema.

En cuanto a los hogares, desde hace un tiempo ya se ve un movimiento hacia la integración de la tecnología sin contacto con los aparatos domésticos. Podemos predecir que en el futuro más cercano estas innovaciones ya no se verán como un mero lujo, sino como una tecnología necesaria para facilitar la vida. Las soluciones integradas basadas en sensores, así como la tecnología controlada por voz, serán más frecuentes y cambiarán la forma en que interactuamos con los dispositivos. Luces, ventanas o sistemas de puertas activados por sensores; lavarropas, cafetera o televisor controlados con un comando de voz; estas son las formas más comunes en que la tecnología de manos libres está configurada para hacerse cargo de nuestros hogares.

3. Discapacidad

El mayor interés en la tecnología sin contacto y su inclusión en los productos de consumo convencionales puede afectar positivamente a las personas con discapacidad. Los productos basados en el reconocimiento facial y de gestos pueden resultar muy útiles. Estas tecnologías podrían convertir, por ejemplo, el teléfono inteligente común en un dispositivo de comunicación vital para personas con necesidades especiales. Utiliza tecnología de visión por computadora para permitir el acceso a aplicaciones simplemente moviendo la cabeza. Existe un efecto positivo innegable de la tecnología de reconocimiento de voz para las personas con problemas de movilidad. Gracias a los productos controlados por voz, pueden realizar una amplia gama de actividades, como llamadas, configurar alarmas, transmitir podcasts, reproducir audiolibros.

El uso cuidadoso de esta tecnología en diferentes industrias como la automotriz, retail, seguridad, turismo, etc le dará como resultado a cada una de ellas muchos productos atractivos y revolucionarios que ayudarán en la vida diaria de sus clientes, empleados, y todas aquellas personas con la que se relacione.

(*) Sebastian Ghanbari: Senior Business Development Manager de intive


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores