En Europa ya hablan de ADSL2

El viejo mundo nada tiene de viejo, más bien todo lo contrario. Del otro lado del Atlántico las tecnologías de la información transitan por caminos diferentes a los que se viven acá, en la Argentina y en el resto de Latinoamérica. Se manejan otros tiempos. Lo que es nuevo allá, todavía es impensado acá. Y lo que es anecdótico en estas tierras, allá ya no lo es más. Este año, si los organismos reguladores dan su aprobación, llegarán a España nuevas modalidades de conexión a la Red de Redes: ADSL2 y ADSL2+, tecnologías capaces de multiplicar varias veces la velocidad de navegación y descarga

España está a punto de inaugurar una nueva modalidad de conexión a Internet a través de dos nuevos protocolos. Si la Unión Internacional de Telecomunicaciones lo permite, en Europa comenzarán a utilizar ADSL2 y ADSL2+.

A comienzos de 2003, la Unión Internacional de Telecomunicaciones aprobó dos nuevos estándares, el G.992.3 y G.992.4, para el desarrollo de la segunda generación de ADSL —la ADSL2— que permitiría, entre otras cosas, una mejora en la velocidad de transferencia de los datos y un buen sistema de ahorro de energía. Posteriormente, la UIT aprobó un nuevo estándar, en esta ocasión el G.992.5, para la llamada ADSL2+, que permite una velocidad de hasta 24 Mbps de bajada.

ADSL2 es una nueva generación de conexiones a la Red que aumenta el ancho de banda y permite una mayor velocidad en la subida y la bajada de datos. Algunos países de Europa —Holanda, Bélgica o Francia— ya están ofreciendo a través de algunas compañías la posibilidad de conectarse a Internet bajo las nuevas conexiones y existen algunas pruebas piloto del sistema con la ayuda de usuarios voluntarios.

La primera de las ventajas de la nueva conexión es que no es necesario un cambio de hardware, ya que algunos routers del mercado ya soportan líneas ADSL2 Y ADSL2+. Este hardware permite el acceso a conexiones ADSL2 y ADSL2+ por las líneas de cobre ya existentes, lo que puede facilitar a las operadoras ofrecer estos servicios sin inversiones adicionales.

La inversión realizada por Telefónica en infraestructura entre 2000 y 2003 ascendió hasta los 2.000 millones de euros. Además, la inversión prevista para el ejercicio entre 2004 y 2008 se eleva aproximadamente a los 3.000 millones de euros. De esta forma, el desembolso anual de la compañía en infraestructuras alcanza los 700 millones de euros. La compañía que mantiene una posición dominante en el mercado aseguró que "conoce la tecnología y la contempla en su inversión prevista para los próximos años", pero que no puede confirmar ni desmentir ninguna estrategia en este sentido porque se encuentra sometida a la regulación de la CMT, y "un posicionamiento claro podría ser prematuro".

Otras compañías que ofrecen servicios de ADSL en el mercado, entre las cuales se encuentran Jazztel, también han realizado fuertes inversiones en infraestructura. Esta empresa tiene prevista una inversión a corto plazo entre 100 y 150 millones de euros, y su desembolso económico hasta el momento asciende a los 700 millones de euros en total.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores