Filmus: "Las empresas deberían reducir los costos de conectividad para las escuelas"

Por Sebastián Premici
Daniel Filmus, ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación, dialogó con Canal AR sobre los desafíos de las TICs para el desarrollo de la educación en el país. Problemas de conectividad, apropiación de las nuevas tecnologías en las aulas, distribuir 50.000 computadoras en todo el país, generar contenidos en español para Internet, son algunas claves de esta entrevista. "La conectividad es muy cara en Argentina, y es imposible que las escuelas accedan de forma masiva", aseveró el Ministro

Canal AR entrevistó al ministro de Educación, Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, al término de la inauguración del II Congreso Iberoamericano de Educared: "Educación y Nuevas Tecnologías", organizado por la fundación Telefónica de Argentina, en el Teatro San Martín. El país tiene los mismos desafíos que los países desarrollados en cuanto a educación, con la diferencia que todavía no se han saldado las demandas del siglo XIX. -Teniendo en cuenta el concierto mundial de la Sociedad de la Información, ¿creés que las TICs están cumpliendo su rol para reducir la brecha digital?-

"No. Ya hemos planteado fuertemente en el Foro Mundial de la Sociedad de la Información que el modelo actual de la globalización e inclusión de las nuevas tecnologías están ayudando a ampliar la brecha y no reducirla. Hay que iniciar fuertemente la discusión sobre cómo hacemos para que haya mayor igualdad en el acceso como en la producción de contenidos.

-¿Cuáles son las políticas planteadas por Argentina en la Cumbre de la Sociedad de la Información para revertir la brecha digital?-

- Algunas políticas tienen que ver con el apoyo a los países en desarrollo para que incorporen conectividad y computadoras en las escuelas, que es el lugar por excelencia donde se puede garantizar el acceso a todos los chicos. En segundo lugar, hay que trabajar sobre los contenidos que existen en Internet. La relación entre éstos y la cantidad de lenguas que se hablan en el mundo está totalmente distorsionada. La presencia del español en Internet es desproporcionada en relación a la población mundial de habla hispana. Por lo tanto, estamos trabajando con los distintos Ministerios de Educación de Latinoamérica para avanzar en una red de portales regionales que produzcan conocimientos en español, para que sean aprehendidos por nuestros chicos. Aquí también hay una cuestión de desigualdad, tanto en el consumo como en la producción, que se convierte en una forma de imposición cultural de los países más desarrollados.

-Argentina siempre fue muy reconocida por su calidad educativa en toda Latinoamérica; siempre tuvo un lugar de peso en esta materia. Hoy en día, ¿tiene esa importancia dentro de las tecnologías de la educación?-

-En algunos aspectos sí. Argentina tiene la presidencia de la red de portales latinoamericanos y con Educ.ar estamos a la cabeza de los desarrollos de portales Estamos trabajando fuertemente con Chile, México y Brasil; a su vez, acabamos de recibir un subsidio del Banco Interamericano de Desarrollo para que los países más avanzados en esta materia ayudemos al resto de los países a crear sus propios portales y que éstos sirvan para la capacitación docente. De todas maneras, estamos muy lejos de lo que necesitamos y queremos.

-¿Cuál es tu evaluación sobre la campaña de Alfabetización Digital?-

-En la década de 1990 se distribuyeron sólo 7000 PCs en las escuelas. En dos años de gestión, distribuimos 30.000 y para fin de año, esperamos alcanzar las 50.000 computadoras. Hay que recuperar las experiencias de las miles de escuelas que ya están inmersas en este proceso.

-¿Para que las computadoras distribuidas en las escuelas cumplan su cometido, no debería existir una apropiación de la tecnología por parte de los docentes y los alumnos-

-La paradoja es que no se producirá la apropiación si no están las máquinas. No hay otra forma que comenzar por las máquinas. Acabamos de llamar a un concurso donde se presentaron las distintas Universidades del país para que sean ellas las que modifiquen digitalmente, a través de sus carreras de informática y sistemas, la manera en que los docentes se desempeñan en las escuelas. Actualmente tenemos 15.000 docentes capacitándose en las universidades. Pero una de las principales trabas para el desarrollo de las TICs en la educación es el acceso a Internet. La conectividad es muy cara en Argentina, y es imposible que las escuelas accedan de forma masiva. Países como Chile tienen todas sus escuelas conectadas y nosotros tenemos solamente 5000. Para decir que nuestro sistema está mínimamente conectado, deberíamos tener un umbral de 20.000 escuelas.

-¿Están dialogando puntualmente con Telecom y Telefónica para que reduzcan sus tarifas de conectividad?-

-Estamos discutiendo con las empresas y esperando que tengan una actitud de grandeza para bajar los costos de la conectividad.

La palabra de Telefónica
Luís Di Benedetto, Director de relaciones institucionales de Telefónica Argentina y presidente de AHCIET, Asociación Hispanoamericana de Centros de Investigación y Empresas de telecomunicaciones, también dialogó con Canal AR

"Argentina no ha tomado todavía la problemática de las TICS generando una política nacional al respecto. Uno se encuentra con que en la región existe un e-México o un e-Chile. Habría que colocar el tema a nivel presidencial. La sociedad de la información involucra a la educación, a la economía, y muchas áreas del Gobierno, por lo tanto, es importante encarar el tema desde el Poder Ejecutivo. No podemos renunciar al futuro; cuanto antes sea considerado como una prioridad de estado, el país avanzará en este tema", manifestó Di Benedetto.

-¿Qué es lo que debería aportar el sector privado?-

-Al sector privado le interesa participar en la sociedad de la información por varios motivos. Avanzar en el mundo de las tecnologías es un buen negocio. Si una sociedad no crece, las empresas tampoco crecerán. Por lo tanto, contribuir al desarrollo particular de cada empresa es también una forma de contribuir al desarrollo del país.

-Filmus acaba de decir que en Argentina la conectividad es muy cara y que las empresas que ofrecen conectividad deberían, mediante un acto de grandeza, bajar sus precios para extender la conectividad a las escuelas…

-(sonrisa) En Argentina las tarifas están congeladas desde hace mucho tiempo. El tema no pasa por cuánto se pague. Hay que armar un sistema de interacción entre el docente y el alumno para que se integren en el mundo de la educación y las tecnologías. Aunque la conectividad sea regalada, es más importante la integración.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores