Los beneficios de la exportación del teletrabajo

Por Nayla Simeone
En agosto de 2005, el Programa PAN Américas del Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo de Canadá (IDRC) aprobó el proyecto de investigación ETIS-LAC denominado "Exportación de Teleservicios para la Inclusión Socio Laboral de América Latina y el Caribe", presentado por la Comisión TIC de USUARIA. En diálogo con Canal AR, Sonia Boiarov, directora de la investigación, señaló cuáles son los principales objetivos de la investigación y especificó el estado actual del teletrabajo en la Argentina.

El proyecto de investigación ETIS-LAC, denominado "Exportación de Teleservicios para la Inclusión Socio Laboral de América Latina y el Caribe, fue presentado por la Comisión TIC de USUARIA en agosto de 2005. Es el primero que intenta detectar la oferta de teleservicios de los teletrabajadores de Argentina, Brasil, Colombia y Costa Rica con el objetivo de lograr exportar los mismos y de posicionar la región a nivel internacional. En diálogo con Canal AR, Sonia Boiarov, directora de la investigación, señaló cuál es el estado actual del teletrabajo en la Argentina.

Los teleservicios son todos aquellos servicios que se prestan a distancia utilizando una computadora personal con conexión a Internet. Incluyen tareas de call center, diseño gráfico, diseño web, arquitectura y las más variadas orientaciones.

Según comentó Boiarov, ante la ausencia de datos estadísticos al respecto, se generó la necesidad de realizar un estudio de estas magnitudes que ayude a evaluar cuáles son los puntos críticos con los que hoy lucha el sector, cuál es el potencial que posee para lograr posicionar a la región como exportadora de teleservicios y qué es lo que la demanda internacional plantea como necesidad actual. Para participar de la investigación, es necesario que aquellas personas que realizan teletrabajos completen el formulario publicado en www.etis.tic.org.ar.

-¿Cómo nació la idea de este estudio y de dónde viene su historia?-

- El IDRC es un centro de investigaciones del parlamento canadiense. Nadie demostraba interés en los temas de teletrabajo desde organismos internacionales pero ellos mandaron un investigador que recorrió diferentes países de América Latina. De acuerdo a la información recolectada, hizo un informe en el que recomendaba que se invirtiera en este tipo de investigaciones en la región. Producto de ese informe, la gente de Canadá decidió que iba a invertir en el proyecto. Así fue que nos citaron en febrero del año pasado en la regional ubicada en Uruguay del programa PAN América; éramos 9 personas, surgieron 7 proyectos, y se aprobaron 3. Entre ellos, ETIS-LAC, que es algo así como un estudio de mercado por el cual se intenta captar la capacidad intelectual que tenemos en 4 países de la región (Argentina, Colombia, Costa rica y Brasil) en una primera etapa.

- ¿Cuáles creen que serán los puntos críticos que aparecerán luego de la investigación?–

- Lo que nosotros creemos con respecto a esta deslocalización de los puestos de trabajo es que el tema pasa por lo cultural, que nos vamos a encontrar con un management que aun no está preparado para puestos remotos. Tal vez el común de la gente está más preparada producto de la misma necesidad que lo hace ser más creativo y buscar nuevas modalidades de trabajo.

- ¿Cuál es el nivel de desarrollo actual del teletrabajo en Argentina?-

- El nivel de desarrollo se desconoce, porque actualmente no hay estadísticas oficiales como para ofrecer. Nosotros tomamos las de Carrier y Asociados, un relevamiento de las oficinas en los hogares, que el año pasado hablaba de 325.000 oficinas hogareñas y que llegaban al doble con personas que combinaban, empleo formal con un segundo empleo en esta modalidad.

- ¿Ves un cambio de paradigma en torno a las modalidades de trabajo? -

- Yo creo que el cambio de paradigma en torno al trabajo ya está presente en relación a lo que fue la sociedad industrial y lo que hoy es la sociedad de la información. Mucha gente empezó con esto por una necesidad. Hoy tenemos la influencia de un mercado globalizado. Los mecanismos de distribución de riqueza en donde un salario es un elemento fundamental hace que hoy tengamos que tomar en cuenta muchos aspectos que son nuevos, como por ejemplo si la función del sindicato que tuvo grandes resultados en la sociedad industrial ahora es el mecanismo para esta nueva sociedad o tenemos que pensar en un aggiornarmiento de estas organizaciones gremiales que atiendan un mercado más global. Entonces, estamos ante problemas que han surgido de esta revolución tecnológica.

- ¿Qué políticas implementaron para concientizar sobre esta modalidad de trabajo?-

- Llevó un tiempo concientizar a la gente de lo importante que era la conexión a Internet y que de hecho podía ser la solución ante el problema de la crisis que en 2000 y 2001 atravesamos. Creo que en aquel entonces se vivió el porcentaje más alto en desocupación incluso a nivel mundial; era un momento muy complejo en el que se empezó a estrechar todo lo que era la sociedad industrial para abrir nuevas oportunidades que no se veían. Y desde el ámbito académico pudimos mostrar que había otras oportunidades y eso fue muy importante. De hecho, le dio la seriedad que necesitaba el tema.

- ¿Tuvieron algún acercamiento concreto con el gobierno? -

- Si y hemos tenido buena recepción de los proyectos que hemos presentado. Uno fue concretamente para modificar la ley de contrato de trabajo y el Ministerio accedió a crear una comisión de teletrabajo. Lo presentamos a fines del año pasado y ya ha pasado todas las instancias dentro de la comisión; incluso, Carlos Tomada ya lo envió a las diferentes secretarías relacionadas. Sólo resta que se apruebe y se haga realidad. Lo que solicitamos es un reconocimiento de esta modalidad de trabajo para la relación de dependencia.


Más información: www.tic.org.ar.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores