Los factores tecnológicos para reducir la brecha de género en el trabajo

Por Darío Drucaroff
Accenture compartió los resultados de su investigación “Getting to Equal 2017” y destacó el rol de las nuevas tecnologías para acelerar la reducción

Gracias a su sed de talentos profesionales para brindar servicios en todo el globo, Accenture supo encontrar en la diversidad una valiosa fuente de recursos humanos, al punto que hoy aspira a ser la empresa más inclusiva del mundo.

Y para el día de la mujer, elaboró un estudio global denominado “Getting to Equal 2017”, para determinar cómo acortar la brecha de género en el ámbito laboral. Una pesquisa liderada por el argentino Tomás Castagnino, Senior Principal Thought Leadership Research, quien hoy compartió las principales conclusiones en una reunión junto a periodistas, en su mayoría mujeres.

La investigación incluyó entrevistas a más de 28.000 personas de 3 generaciones de 29 países. En base a esta gran cantidad de datos, Accenture pudo analizar las principales variables de los éxitos y fracasos laborales femeninos a lo largo de diversas culturas.

Brecha salarial

Según la empresa, el desafío que suele empañar el futuro para las mujeres en el ámbito laboral es la brecha salarial. "Dado que la brecha salarial entre hombres y mujeres se achica muy lentamente, le roba a las mujeres, familias y comunidades los ingresos, los conocimientos y la educación, y profundiza la desigualdad social".

Pero las estudiantes universitarias en los países con mercados más desarrollados podrían ser la primera generación en la historia en presenciar el cierre de esta brecha durante su vida profesional, en la medida en que elijan estratégicamente su futuro profesional, obtengan más conocimientos digitales y si las empresas, los gobiernos y los académicos brindan un apoyo esencial para que esto ocurra.

Según “Getting to Equal 2017”, una mujer gana en promedio $100 por cada $140 que gana un hombre. Pero las mujeres generalmente son responsables por la mayor parte del trabajo no remunerado (cuidado de los niños, tareas domésticas, etc.), por lo que si sumamos a lo anterior esta brecha salarial oculta, Accenture asegura que por cada $100 que una mujer gana, un hombre gana $258.

3 factores para impulsar el cambio

En este sentido, el informe identificó tres "ecualizadores poderosos" para ayudar a cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres, todos relacionados a las nuevas tecnologías:

  • Fluidez digital: el alcance con el cual la gente utiliza tecnologías digitales para conectar, aprender y trabajar.
  • Estrategia relacionada con las carreras: la necesidad de que las mujeres apunten alto, elijan en base a buena información y gestionen sus carreras de manera proactiva.
  • Inmersión tecnológica: la oportunidad de que las mujeres adquieran mayores conocimientos tecnológicos y aptitudes digitales más sólidas para avanzar con la misma velocidad que los hombres

"El impacto potencial es profundo", asegura Accenture. "Combinando estos tres ecualizadores se reduciría la brecha salarial en un 35 por ciento en todo el mundo y se agregarían $3,9 billones a los ingresos de las mujeres para el año 2030".


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores