Si planificaste aprender a programar en 2019, Google te propone Grasshopper

Su iniciativa para enseñar código a adultos a través de divertidos rompecabezas y cuestionarios

Apenas comenzó enero, y si uno de tus objetivos para 2019 es aprender a programar Google te propone Grasshopper, su iniciativa para enseñar código a adultos a través de divertidos rompecabezas y cuestionarios.

Se trata de uno de los proyectos construidos dentro del Área 120, el taller de Google para proyectos experimentales. Más de 1,6 millones de personas ya han descargado Grasshopper. Comenzando el año, Google compartió tres razones por las que cree que tenés que probarlo en 2019.

1. Cualquiera puede aprender a codificar: puede que quieras aprender a codificar, pero no sepas cómo o dónde empezar. "Durante los últimos nueve meses, Grasshopper ha ayudado a las madres que se quedan en casa, a los que cambian de carrera ya los empresarios internacionales a iniciar nuevas carreras y obtener una ventaja antes de seguir cursos avanzados de codificación. De hecho, más de 100,000 personas en todo el mundo se han graduado de nuestro curso de Fundamentos, que cubre los conceptos básicos de la informática introductoria", asegura Google.

2. No hay errores al aprender a codificar: ¿Por qué a algunas personas les resulta más fácil aprender a programara que a otras? Según Google, los mejores estudiantes de Grasshopper a su vez son los que obtienen más "incorrecto" en los ejercicios.

Grasshopper French flag

Cada rompecabezas de Grasshopper presenta un desafío de codificación, que guía hacia la comprensión de un nuevo concepto a través de retroalimentación en tiempo real en cada intento. Los estudiantes que se gradúan de Grasshopper tienen en promedio 4.4 intentos más incorrectos en un rompecabezas por sesión de codificación que los estudiantes no graduados, explica Google. "Esto realmente tiene sentido: los mejores ingenieros de software profesionales también hacen muchos pequeños cambios en el código al intentar resolver un problema, de modo que puedan probar su código en busca de problemas en el camino".

3. Podés aprender a codificar en cualquier momento y en cualquier lugar: "Diseñamos Grasshopper para que esté en el móvil, para que puedas aprender cada vez que tengas tiempo: los rompecabezas de codificación solo toman de cinco a diez minutos cada uno. Ya sea que estés esperando en la fila, relajándote en el sofá o en el almuerzo, Grasshopper convierte un momento libre en una oportunidad para aprender una habilidad esencial para el trabajo".


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores