“Yo Digital”, el taller para reducir la brecha digital entre las personas mayores

De las personas mayores de entre 60 y 75 años solo un 43% utiliza el cajero automático de manera independiente

Según la Encuesta Nacional sobre Calidad de Vida de Adultos Mayores (ENCaViAM) realizada en 2012, de las personas mayores de entre 60 y 75 años solo un 43% utiliza el cajero automático de manera independiente. Y este número se reduce al 18% en las de 75 años y más.

En función de ello, el equipo de “Fábrica, Diseño e Innovación” ideó el taller “Yo Digital” para los capacitadores de programa “+ Simple” del Gobierno de la Ciudad, con el objetivo de brindarles herramientas que fomentan el desarrollo cognitivo por medio de actividades lúdico recreativas para que puedan asistir a las personas mayores en el uso independiente del cajero automático, para el cobro de sus jubilaciones o pensiones, y reducir la brecha digital.

La "distancia digital" entre las personas mayores y las nuevas generaciones está relacionada con el uso de tecnologías de la información y la comunicación (TICs), electrodomésticos, dispositivos médicos, pago con sistema posnet, carga virtual de tarjeta SUBE y dispositivos bancarios como el homebanking, el cajero automático y las tarjetas de débito y/o crédito.

Lucía Ledesma, gerontóloga asesora del taller, hizo hincapié en la importancia de utilizar métodos cognitivos para achicar la brecha digital en las personas mayores ya que “la implementación de los métodos cognitivos de la memoria y el uso de los sentidos, a través de actividades lúdico-recreativas, potencian las capacidades y las habilidades de la personas mayores".



El taller está organizado en distintas etapas en las cuales los capacitadores adquieren los conocimientos para asistir a las personas mayores:
  1. Presentación de los beneficios acerca del uso de las tecnologías y del uso del cajero automático. Además se explican los términos bancarios y las partes del cajero automático. Por último, se detallan los pasos a seguir para poder extraer dinero.
  2. División de grupos: por un lado los grupos que no saben usar el cajero y por otro lado, los que saben usarlo. El facilitador de la actividad explica las consignas del juego y se comienza a jugar. El coordinador y ayudantes asisten a los participantes y evacuan las dudas y preguntas que surgen durante el desarrollo de la creatividad.
  3. El facilitador de la actividad explica cómo se opera el simulador de la interfaz del cajero automático. Se reparten tablets por grupo para comenzar la sección de interacción con la interfase digital. Una vez finalizada la actividad se reparten las encuestas de opinión a personas mayores para conocer su experiencia con el taller y se hace entrega de los certificados de participación, junto a un folleto guía con el paso a paso de toda la experiencia bancaria para la extracción de dinero por medio del cajero automático.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores