Solicitar préstamo: ¿cuál de todas las opciones elegir?

Según el destino que se le busque dar al dinero, dependerá la opción más acertada

A la hora de solicitar préstamo, se abre un enorme abanico de alternativas diferentes que pueden elegirse. Y es que según el destino que se le busque dar al dinero, dependerá la opción más acertada. Por eso es conveniente estudiar las diferentes opciones disponibles, para elegir la que más se ajuste a cada uno.

Por lo general, los bancos establecen distintas condiciones para solicitar un préstamo, por lo cual también conviene investigar cuál de todos es el que estipula mejores términos para el crédito indicado. Algunos de ellos ofrecen diferentes planes de financiación, que pueden marcar una gran diferencia a la hora de facilitar la devolución del dinero.

Afortunadamente, en la actualidad, la mayor parte de los bancos cuentan con esta información en su página web. De hecho, en algunos de ellos también se puede solicitar préstamo 100% online, de manera rápida y fácil.



Distintos tipos de préstamos


El primer paso a la hora de indagar respecto de las opciones existentes de préstamos para solicitar, es conocer cuáles son los diferentes tipos de créditos que existen. Solo así será posible definir, en un segundo momento, en base a las características de cada uno de ellos, cuál es el que más se ajusta a las necesidades en cada caso.

De este modo, según el objetivo que se le pretenda dar al dinero, convendrán los préstamos personales, los créditos hipotecarios UVA, los prendarios o el leasing.

Préstamos personales


Los préstamos personales son la mejor opción en los casos en los que se necesita dinero para concretar proyectos de muy diversa naturaleza, tales como la remodelación o equipamiento del hogar, el pago de las vacaciones del año, o incluso el financiamiento de un nuevo emprendimiento.

En algunas instituciones financieras, la solicitud de este tipo de créditos puede hacerse de manera 100% online, e incluso tienen acreditación inmediata. Además, pueden encontrarse bancos que permiten devolver préstamo en hasta 96 cuotas (es decir, ocho años), con la capacidad de cancelar cuotas de manera anticipada.

De este modo, solicitar, recibir y devolver los préstamos personales puede resultar realmente fácil.



Préstamos hipotecarios UVA


Los préstamos hipotecarios UVA tienen como destino la compra, refacción o ampliación de una vivienda. Se trata de un tipo de ayuda financiera ideal para alcanzar el sueño de la casa propia, que para muchos se convierte en un objetivo muy lejano sin este tipo de ayuda financiera.

Los montos y el porcentaje de financiamiento pueden variar según las condiciones establecidas por cada banco. Algunos de ellos, ofrecen hasta 15 millones de pesos para la compra de una vivienda, o hasta 4 millones para refaccionar o ampliar la vivienda principal y permanente. El porcentaje máximo de financiamiento puede alcanzar el 70% del valor de tasación de la propiedad a adquirir, o el 50%, en caso de refacción o ampliación.

Pero, ¿cómo funcionan estos préstamos? Los hipotecarios UVA son una adaptación de los préstamos hipotecarios tradicionales, que tienen como característica particular el hecho de que se ajustan por el valor de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA). Estas unidades, a su vez, varían siguiendo la inflación medida por el Indec.



Créditos prendarios y leasing


Estos préstamos son ideales a la hora de comprar un auto. Los créditos prendarios son ideales a la hora de comprar un vehículo 0 KM o un usado; mientras que, el leasing, está pensado solamente para la compra de autos nuevos.

A través de los prendarios es posible financiar un gran porcentaje del valor del auto (que puede ascender al 70% del precio total), y se puede devolver el dinero en cómodas cuotas. El leasing, en cambio, es un sistema en el que se pagan las cuotas y, al finalizar el plazo, se obtiene el 0 KM elegido.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores