La Provincia de Buenos Aires tiene una nueva ley de basura electrónica

Regula la generación de residuos electrónicos y prevé que no sean enviados a los rellenos sanitarios. Se espera que active los mecanismos de logística para el reciclado

El Senado de la Provincia de Buenos Aires convirtió esta semana en Ley un proyecto que regula la generación de residuos electrónicos y prevé que no sean enviados a los rellenos sanitarios. Para ello, a partir de ahora los vecinos de la Provincia deberán comenzar a reciclar o re-usar las 50.000 toneladas de residuos electrónicos que descartan por año (electrodomésticos, computadoras, impresoras, juguetes, pilas, baterías, lamparitas, etc.).

El Senado en sesión

Si bien no establece reglas claras para los usuarios de los productos, las empresas fabricantes y los municipios, la nueva Ley funciona como un puntapié inicial para tomar conciencia del asunto e impulsar los mecanismos que permitan articular las acciones entre empresas, ciudadanos y municipios.

Según explicó Gustavo Fernández Protomastro, socio gerente de la consultora ambiental Grupo Ecogestionar, "Nos volvimos electrónicos en el trabajo, la oficina o el hogar; pero no queremos asumir la responsabilidad de evitar o minimizar el impacto ambiental de los aparatos y sus dispositivos. Esto no es sustentable y por ello necesitamos una Ley de Gestión de RAEE, que fije objetivos y permita desarrollar una industria del reciclado".

"El actual sistema de disposición de residuos conocido como CEAMSE tiene sus días contados y ningún Municipio acepta que le instalen ningún relleno cerca de sus vecinos. Hay un miedo justificado porque junto con la basura doméstica, los argentinos, tiramos pilas, baterías, lámparas de mercurio o residuos electrónicos con todo tipo de metales pesados", agregó.

Según Fernández Protomastro, las condiciones para que los desechos electrónicos se transformen en insumos de nuevos procesos industriales son las siguientes:

  • Los consumidores deben segregar los desechos electrónicos y devolverlos a las empresas productoras o municipios al final de su ciclo de vida útil
  • Las marcas, productoras o importadoras de Aparatos Electrónicos deben recibir, reciclar o disponer los desechos electrónicos, asumiendo la logística y los costos de tratamiento de todo aquello que no se pueda reciclar
  • El Estado debe impulsar a empresas recicladoras (créditos blandos, normas jurídicas claras, transferencia tecnológica) y facilitar la recolección municipal


Más información: www.senado-ba.gov.ar.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores