¿Cómo son las oficinas de Capgemini en Argentina?

Con perfil bajo, el gigante francés ya tiene un año en la Argentina. "Nuestro principal objetivo es responder a las demandas de los mercados de habla hispana", dijo a este medio Jorge Ader, director general

La empresa francesa Capgemini, consultora especializada en outsourcing de tecnologías de la información, acaba de cumplir un año en Argentina. Con perfil bajo hasta el momento, ya tiene dos edificios en funcionamiento y aproximadamente 400 desarrolladores de software trabajando para proyectos internacionales.

Jorge Ader, director general, recibió a Canal AR para dialogar sobre los planes de la corporación en Argentina y recorrer sus instalaciones en Manuela Pedraza y Av. del Libertador (Capital Federal).

El principal centro de producción de Capgemini está en la India, y la estrategia de la empresa fue desarrollar otros en Europa y América Latina para atender a sus clientes en distintos idiomas y rangos horarios. Luego de instalar un centro en Oviedo, España, decidió comenzar otro en Argentina y plantear su estrategia en la región.

"Nuestro principal objetivo es responder a las demandas de los mercados de habla hispana. Argentina permitía una variedad de idiomas mucho más grande que otros países, eso hizo que fuera un país más atractivo, independientemente del bajo costo y la buena calidad de profesionales", explicó Ader, quien dirigía las operaciones de Network Consulting Group, representante de Capgemini en el país y adquirida por la corporación francesa el año pasado.

"No hacemos un software para luego venderlo, sino que tomamos los requerimientos que tiene un cliente y lo desarrollamos en alguna de nuestras líneas", dijo Ader. Según el ejecutivo, el armado del centro en Argentina fue un enorme desafío, y contaron con la ayuda de personal de España para replicar la dinámica de trabajo del centro en Oviedo. "Se está copiando el mismo esquema que tiene la empresa en la India, y que replicó en España".

- Habrá sido muy difícil encontrar recursos humanos...

- Pensaba que nos iba a costar mucho más, pero fue más fácil de lo que pensábamos. El primer entrenamiento que se hizo fue el 1 de septiembre del año pasado y se empezó en el centro de Martínez, que tiene 1.200 m2 (en Belgrano la empresa posee 4.000 m2). Vimos que la zona Norte tenía un gran atractivo para tomar rápidamente gente. Había muchas personas que elegían su trabajo por su lugar de residencia o por donde estudiaba, por eso empezamos a tomar gente que vivía y/o estudiaba en zona Norte. Nos fue muy bien con esta estrategia.

- ¿Cuánta gente trabaja hoy en la sede de Martínez?

- 100 en Martínez y 300 en Capital Federal. En Martínez llegamos a ese tope de personal por una cuestión de volumen más que nada. Después vinimos a activar Capital Federal, que también creció rápidamente.

- ¿Cuál es tu visión acerca de las posibilidades que tiene la Argentina de continuar creciendo en el desarrollo off shore?

- Creo que hay futuro, más allá de la política en materia microeconómica del Gobierno. A medida que los salarios crezcan y el dólar se quede vamos a ser cada vez menos competitivos, eso es una realidad para todos. Suponiendo que la microeconomía nos acompañe, esto seguirá creciendo hasta cierto límite: nos somos India y no vamos a ser India, porque no producimos la misma cantidad de ingenieros o técnicos, no tenemos la población que tiene la India. Vamos a poder dar hasta cierto punto, pero todavía creo que hay espacio.

- ¿No creés que este tipo de centros de desarrollo podrían encontrar nuevos espacios a lo largo de todo el territorio nacional?

- Sí, seguramente nuestro próximo movimiento sea en el interior. Pero todavía no hemos estudiado dónde. Hay sectores saturados, pero hay oportunidades en muchos lugares para estudiar, como Tucumán y Mar del Plata, entre otros.


Nicolás Zabrana, gerente de Recursos Humanos, y Jorge Ader, director general.


Uno de los equipos de desarrollo..


Metegol, en la sala de relax..


Amplia sala de capacitaciones..


Otra sala de esparcimiento..


Más información: www.capgemini.com.




Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores