La industria del software se reúne en torno a las metodologías ágiles

Comenzaron las jornadas latinoamericanas sobre metodologías ágiles en el Hotel Bauen, con la presencia de referentes del campo como Mary y Tom Poppendieck

Entre el 20 y el 25 de octubre se están desarrollando en el Hotel Bauen (Av. Callao 360, Ciudad de Buenos Aires) las primeras jornadas latinoamericanas sobre metodologías ágiles, declaradas de interés para la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de un evento sin fines de lucro organizado por entusiastas del tema y abierto a cualquiera que tenga ganas de participar.

Mary Poppendieck este año, en una conferencia en Toronto

Esta primera edición cuenta con la presencia de especialistas locales y del exterior, que participan tanto de charlas y mesas de debate como del dictado de cursos de certificación oficial de Certified Scrum Master de validez mundial, y entrenamiento en Lean Software Development. Entre ellos se destacan Mary y Tom Poppendieck, Matt Gelbwaks, Dave Nicolette y Tobias Mayer.

Según comentó a este medio el vicepresidente de las jornadas, Ricardo Colusso, pensaban contar con 250 asistentes, aunque ya son más de 400 las personas que visitaron el evento. Por esto, esperan elevar el perfil de la segunda edición.

¿Qué son las metodologías ágiles?

Los procesos ágiles de desarrollo de software son metodologías para organizar grupos de trabajo con foco especial en la gente y los resultados. Su filosofía implica dejar de lado los tradicionales procesos burocráticos para responder mejor a los cambios solicitados por el cliente y lograr una importante mejora de los tiempos de desarrollo.

Según explica Wikipedia, la mayoría de estas metodologías minimiza riesgos desarrollando software en cortos lapsos de tiempo. "El software desarrollado en una unidad de tiempo es llamado ´una iteración´, la cual debe durar de una a cuatro semanas. Cada una dentro del ciclo de vida, incluye: planificación, análisis de requerimientos, diseño, codificación, revisión y documentación. Una iteración no debe agregar demasiada funcionalidad para justificar el lanzamiento del producto al mercado, pero la meta es tener un demo (sin errores) al final de la operación. Luego el equipo vuelve a evaluar las prioridades del proyecto".

Para comprender mejor estas metodologías se transcriben a continuación algunos de los principios del Manifiesto Ágil:

  • Nuestra mayor prioridad es satisfacer al cliente a través de la entrega temprana y continua de software con valor.
  • Aceptamos requisitos cambiantes, incluso en etapas avanzadas. Los procesos ágiles aprovechan el cambio para proporcionar ventaja competitiva al cliente.
  • Entregamos software frecuentemente, con una periodicidad desde un par de semanas a un par de meses, con preferencia por los periodos más cortos posibles.
  • Los responsables de negocio y los desarrolladores deben trabajar juntos diariamente a lo largo del proyecto.
  • Construimos proyectos con profesionales motivados. Dándoles el entorno y soporte que necesitan, y confiando en ellos para que realicen el trabajo.
  • El método más eficiente y efectivo de comunicar la información a un equipo de desarrollo y entre los miembros del mismo es la conversación cara a cara.
  • Software que funciona es la principal medida de progreso.
  • Los procesos ágiles promueven el desarrollo sostenible. Esponsores, desarrolladores y usuarios deben ser capaces de mantener un ritmo constante de forma indefinida.
  • La atención continua a la excelencia técnica y los buenos diseños mejoran la agilidad.
  • Simplicidad, el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado, es esencial.
  • Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños surgen de equipos que se autoorganizan.
  • A intervalos regulares el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo, entonces mejora y ajusta su comportamiento de acuerdo a sus conclusiones.


Más información: www.agiles2008.org.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores