De la idea al emprendimiento, sin morir en el intento

¿Cuál es el problema que vamos a resolver a nuestro cliente o usuario? La opinión de Sebastián Cadenas, Fundador y CEO de Increase

El primer punto que tenemos que tener en cuenta para que nuestra idea se transforme en un emprendimiento es plantearnos claramente cuál es el problema que vamos a resolver a nuestro cliente o usuario.

En nuestro caso, Increase nació para solucionar cómo los comercios controlan los pagos que reciben con tarjetas de débito y crédito. Matías Doublier, mi socio que tenía un bar, y yo, que tenía una empresa que traía estudiantes extranjeros a Argentina, compartíamos el mismo problema: no podíamos controlar los pagos con tarjetas de crédito y débito que recibíamos en nuestros comercios.

Un día, Matías me mostró una nota del diario que señalaba que los comercios perdían entre un 3% y un 5% de su facturación por falta de control de las transacciones con tarjetas de crédito. En ese momento, entendimos que, si podíamos solucionar esto, teníamos una oportunidad de negocio muy grande ayudando a los comercios. A partir de entonces comenzamos a trabajar en la idea y desarrollar nuestro modelo de negocio.

El segundo aspecto a considerar es escuchar al cliente. En nuestro caso, la escucha atenta a los clientes ha sido clave para desarrollar la tecnología adecuada para gestionar las ventas con las tarjetas de crédito. Hemos puesto mucha dedicación a la plataforma para que la interfase sea extremadamente sencilla de usar y poder tener velocidad de las respuestas a las consultas que hacen los usuarios.

El tercer punto relevante es testear el producto. En nuestro caso, al inicio del emprendimiento, cuando estábamos promocionando el producto, a las primeras 28 empresas que nos contrataron decidimos no cobrarles ya que, de alguna manera, ellos nos ayudaban a entender el abanico de problemas que debíamos resolverles.

Al principio pensábamos que este era un problema que afectaba solamente a comercios chicos y medianos, pero a medida que el producto fue mejorando y las empresas grandes comenzaron a escuchar sobre Increase, también empezaron a usar la plataforma. Llegamos a la conclusión de que es un tema que afecta a todos los comercios, sin importar su tamaño. Hoy en día en Increase tenemos clientes que van desde un restaurante en Oberá, Misiones, hasta las empresas más grandes de transporte aéreo y terrestre del país.

En nuestro caso fue muy importante también la relación con inversores. En una primera etapa debíamos sostener el desarrollo de la tecnología y después los equipos comerciales con clientes que pagaban un abono de 290 pesos por terminal. Kaszek, NXTP, Wayra y algunos inversores privados nos ayudaron a pensar estratégicamente cómo desarrollar y escalar Increase para hoy poder contar con clientes de más de 25 industrias en todo Argentina.

Otro punto clave es desarrollar un equipo de trabajo sólido. Con Matías, al principio manejábamos todo nosotros pero a medida que el equipo fue creciendo logramos delegar las tareas, fijar responsabilidades y formar una cultura propia donde cada uno es capaz de manejarse de forma autónoma pero organizada. Todos tenemos muy en claro el norte de donde queremos llegar y crecer hubiese sido imposible de no haber entendido lo fundamental que era delegar y confiar en el equipo.

Cuando el emprendimiento empieza a generar ingresos que cubren los gastos de la gestión, los salarios e impuestos, ya pasa a consolidarse como empresa, más allá de si en ese momento hay o no dividendos. Ya en esa etapa, aparecen nuevos desafíos. Entre ellos, poder gestionar el crecimiento de la empresa en forma ordenada, sostener la calidad de servicio a un mayor volumen de clientes, desarrollar procesos internos, diseñar nuevos productos.

(*) Sebastián Cadenas: Fundador y CEO de Increase, la plataforma que le permite a los comercios y principales empresas de Argentina administrar, controlar y conciliar su facturación con tarjeta.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores