Cuarentena: el rol de la biometría y nuevas tecnologías

Escribe Sebastián Stranieri, CEO de VU Security

La mayoría de las organizaciones ha comenzado a incorporar políticas cien por ciento digitales para trabajar de forma remota y así evitar posibles contagios debido a la pandemia causada por el virus COVID19.

Acelerar la transformación digital de la compañía y, especialmente, si ésta no estaba preparada para un adaptarse a un cambio tan repentino puede ser contraproducente en muchos sentidos. Más allá de los temblores que pueda causar en la cultura organizacional, la seguridad informática y los datos sensibles quedan expuestos a cientos de amenazas cibernéticas.

Desde VU Security, empresa de ciberseguridad que trabaja con clientes en Latinoamérica y Europa, es posible afirmar que en las últimas semanas aumentó notablemente la demanda de soluciones digitales para la prevención de fraude, gestión de riesgo y la protección de la identidad.

Por ejemplo, VU Secure VPN, es una solución que garantiza que sólo los usuarios autorizados pueden conectarse a la red de la empresa, a través de múltiples factores de autenticación. De esta manera, a través de un mensaje de texto o WhatsApp, el empleado puede corroborar que es quien dice ser y evitar vulnerabilidades en el sistema informático de la compañía.

También, la autenticación por medio de tecnología biométrica juega un rol fundamental: por medio de un portal incorporado en aplicaciones que los empleados ya utilizan, como podría ser el chat de mensajería, éstos pueden validar su identidad de forma rápida y sencilla y acceder a la nube de la compañía. Esta misma metodología puede ser utilizada por los clientes para realizar trámites: desde darse de alta en un servicio sin tener que acercarse físicamente a una sucursal hasta realizar operaciones remotas.

Otro producto digital tiene que ver con las firmas digitales: al requerir autorización de diferentes usuarios para acceder a documentación confidencial, acelera el flujo de trabajo en los equipos y al mismo tiempo, mejora el control y la seguridad de los mismos.

Asimismo, un portal back office permite visualizar todos los dispositivos conectados, gestionar claves, roles y permisos, a través de un módulo único y un gateaway de mensajería, unifica de forma segura comunicaciones por medio SMS, e-mail, Push, Telegram, Teams y Spark.

Entre los clientes que ya incorporan estas tecnologías se puede mencionar el caso de Wilo bank, el primer banco exclusivamente digital de Argentina o Prisma medios de pago, empresa que hace uso de los tokens móviles como método de autenticación para sus clientes. Finalmente, en las últimas semanas empresas de retail y cadenas de servicios han acelerado la puesta en marcha en de distintas soluciones relacionadas al acceso de sus empleados al sistema para protegerse no sólo de posibles fraudes, sino del contacto humano en posibles zonas de contagio.

(*) Sebastián Stranieri: CEO de VU





Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores