Media sanción a la ley de Economía del Conocimiento, que vuelve a Diputados con modificaciones

Fue aprobada con 42 votos afirmativos del Frente de Todos y con la ausencia de Juntos por el Cambio, que se retiró del recinto en rechazo al protocolo de sesiones virtuales, aunque dio el debate

El pasado viernes a la noche el Senado aprobó con cambios el proyecto de Economía del Conocimiento, por lo que la iniciativa -que ya contaba con media sanción de la Cámara de Diputados (ver también La nueva Ley de Economía del Conocimiento obtuvo media sanción en Diputados)- deberá retornar a ese recinto para ser ratificada.

La Ley de Economía del Conocimiento había sido originalmente aprobada por el Congreso durante el gobierno de Mauricio Macri, pero la actual administración suspendió su aplicación hasta mandar una nueva iniciativa que reemplace a la ley 27.506. En el Senado la iniciativa fue aprobada con 42 votos afirmativos del Frente de Todos y con la ausencia de Juntos por el Cambio, que se retiró del recinto en rechazo al protocolo de sesiones virtuales aunque dio el debate.

El senador por Chubut Alfredo Luenzo (Frente de Todos) fue el miembro informante del dictamen de mayoría sobre el proyecto, y sostuvo que "las modificaciones apuntan a fortalecer el sistema federal y a distribuir los recursos fiscales con un carácter más equitativo". Además, dijo que entre las modificaciones que tuvo el proyecto "se podrán usar el 70 por ciento de los aportes patronales como bono para pagar impuestos nacionales, salvo el Impuesto a las Ganancias".

Según Luenzo, el proyecto busca "favorecer a los que están en el fondo de la tabla" en un momento en el que la economía mundial está en serios problemas por la pandemia. También resaltó que se modifica "el sistema de control, revisando el crecimiento al que están obligadas las empresas" contempladas en el sistema. Y afirmó que "por cada dólar de costo fiscal que el Estado Nacional perdona a las empresas, espera recaudar 33 dólares por exportación".

En el cierre del debate, el senador por la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich (Juntos por el Cambio), sostuvo que "se necesita confianza en la Argentina porque esta ley busca construir empleo". Y subrayó que "los cambios limitan la ley, en principio por el tamaño de la empresa". Bullrich dijo que "la limitación a las exportaciones no se entiende, que la limitación que se le pone a las exportadoras en el uso del bono fiscal, no se entiende".

El senador resaltó sus diferencias con las modificaciones del dictamen y se mostró partidario de aprobar el dictamen que contaba con el apoyo de la Cámara de Diputados. Señaló que su bancada "no entiende la incorporación en el proyecto de las obligaciones gremiales" y se preguntó si "se trataba de una traba más".



Por su parte, la senadora por Mendoza Anabel Fernández Sagasti (Frente de Todos) reivindicó "el trabajo del Poder Ejecutivo Nacional y del Frente de Todos por lograr una mejor ley que la que vino de la Cámara de Diputados". Destacó que "en Mendoza hay un gran desarrollo de la Economía del Conocimiento y que la tecnología se ha convertido en un dínamo en la economía mundial". A su vez, admitió que "no es lo mismo el desarrollo que ha tenido la industria del conocimiento antes de la pandemia que posteriormente", y que por esa razón reivindicó como un mérito "haber parado la pelota, para defender a quienes generan empleo, las pymes y las micropymes".


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores