Agrotecnología: rendimiento, eficiencia y calidad para los cultivos

En esta nota, repasamos cuáles son los aportes de la agrotecnología en el sector agropecuario y cómo se aplican los diversos recursos y procedimientos en esta industria

Como su nombre lo indica, la agrotecnología es la aplicación de los recursos y avances tecnológicos para desarrollar y optimizar las actividades agropecuarias. De esta manera, se utilizan los métodos, avances y maquinarias con el objetivo de eficientizar los recursos y facilitar cada una de las tareas del sector.

El accionar de la agrotecnología es esencial para cada región del mundo puesto que, de sus actividades, proviene el alimento que consumimos diariamente. Con la ayuda de estos avances y recursos, el rendimiento del sector se optimiza, permitiendo obtener mejores resultados.

En esta nota, repasamos cuáles son los aportes de la agrotecnología en el sector agropecuario y cómo se aplican los diversos recursos y procedimientos en esta industria.

La tecnología científica al servicio del campo

Uno de los usos principales de la agrotecnología es la creación y desarrollo de insumos llamados agroquímicos. Estos productos sirven, en algunos casos, para acabar con las plagas y enfermedades de los cultivos. En otros casos, estos insumos fitosanitarios ayudan a favorecer el crecimiento de las plantas.

El primer tipo de compuestos tienen la función tanto de prevenir como de solucionar las afecciones de una plantación. Entre ellos, se destacan los plaguicidas para los insectos y fungicidas para eliminar los hongos y moho de los cultivos.

Por otro lado, están los insumos destinados a impulsar el desarrollo de los cultivos, así como también promover su salud. Se trata de sustancias compuestas por nutrientes que favorecen a las plantas y pueden utilizarse en diversas especies. Para conseguirlos, solo es necesario buscar fertilizante en venta y elegir el más adecuado.

Maquinaria agrícola: la revolución tecnológica

Otra de las más importantes y, probablemente, más antiguas aplicaciones de la agrotecnología son las maquinarias agrícolas. Estas acompañaron desde los primeros tiempos, el desarrollo de la labor agrícola.

Las antiguas civilizaciones, poseían instrumentos como el arado, que han ido evolucionando a lo largo del tiempo. Hoy, disfrutamos de maquinarias, cada vez más y mejor equipadas para el trabajo agrícola, como el tractor, la sembradora o la cosechadora —entre muchas otras—.

Estas maquinarias no solo simplifican las diversas actividades del sector, sino que además también las perfeccionan y optimizan a niveles impensados. Gracias a ellas, es posible sembrar o cosechar grandes extensiones de tierra en poco tiempo, así como también garantizar el cuidado y la calidad del producto final.

Otros usos de la agrotecnología

Para terminar, repasamos, rápidamente, otros usos y aplicaciones fundamentales de la agrotecnología. La tecnología biológica, por ejemplo, además de diseñar fertilizantes o plaguicidas, también crea semillas optimizadas a partir de modificaciones celulares.

Por otro lado, la tecnología robótica también realiza su aporte. Gracias a ella, es posible diseñar y construir maquinaria de precisión, como drones o satélites que ofrecen información clave para los procesos de siembra, fertilización y cosecha.

Además, también la informática se pone al servicio del campo, creando herramientas y recursos claves para la tarea agrícola. Por ejemplo, se diseñan programas, plataformas o aplicaciones digitales que permiten administrar y supervisar los diversos procesos específicos del área, como los de cultivo, por ejemplo.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores