Monitores de siembra: ¿Para qué sirve esta tecnología agrícola?

En el sector agrícola, los avances tecnológicos constituyen un factor esencial para la optimización de las actividades. Desde sus inicios, la agricultura necesitó de herramientas para facilitar y concretar cada tarea

Hoy, los avances de la ciencia, transformaron esos primeros instrumentos en maquinarias de última generación. Estas no solo permiten automatizar diversos procesos y actividades, sino que, también, ofrecen la posibilidad de realizar mediciones precisas y específicas para optimizar la productividad.

Uno de los instrumentos fundamentales a la hora de obtener estos datos, son los monitores de siembra. En esta nota, repasamos de qué se trata y para qué sirve esta tecnología de precisión.

¿Qué es un monitor de siembra?


El monitor de siembra es un sistema electrónico que permite controlar, en tiempo real, la dosificación de semillas que deposita la sembradora. Esto resulta posible gracias a los sensores instalados en la maquinaria.

En el mercado, se pueden comprar monitores de siembra de distintos tipos. Las versiones más simples indican si la semilla se desliza o no por los tubos de bajada. Por su parte, los monitores más modernos, de última generación, informan distintas variables como singulación, espaciamiento, fuerza descendente, fallas y semillas dobles, entre otros.

¿Por qué permiten optimizar la tarea agrícola?


Los monitores de siembra, al igual que otros equipos tecnológicos como drone o GPS, son esenciales para la agricultura de precisión. Esta técnica implementa la tecnología para aprovechar la información proporcionada y optimizar el rendimiento de los cultivos.

El proceso de la siembra es una etapa fundamental para la actividad agrícola. En este punto, los datos que proporcionan los monitores resultan claves para determinar el correcto manejo del terreno. Gracias a esta información, es posible alcanzar el máximo aprovechamiento productivo posible.

Entre las múltiples ventajas que ofrecen, los monitores de siembra permiten un mayor aprovechamiento de recursos. Además, facilitan la administración del proceso de siembra, reduciendo el impacto ecológico.

¿Qué variables miden los monitores de siembra?


Como vimos, existen diferentes tecnologías para monitorear la siembra. Las más modernas, incluyen la medición de diversas variables.

Esto ofrece la posibilidad de acceder a un conocimiento completo y preciso del momento de la siembra. A continuación, repasamos cuáles son algunas de las variables más importantes para monitorear desde la sembradora.
  • Espaciamiento: Se trata la distancia entre semillas para que estén perfectamente distribuidas. Aquí, se pueden detectar problemas de entrega o dosificación.
  • Singulación: Es el porcentaje de semillas que caen en el lugar correcto. Este se calcula restando el porcentaje de fallas y múltiples del proceso de siembra.
  • Fuerza descendente: Se trata del peso total de una unidad de hilera de sembradora más un peso adicional para garantizar la penetración adecuada de los discos plantadores y la firmeza y formación en el surco.
  • Estabilidad: Es cuánto se mueve la sembradora hacia arriba y abajo a través del campo. Para mejorarla, se puede reducir la velocidad de la unidad, revisar que los barredores de rastrojo funcionen bien o bien volver a trabajar la cama de siembra para que sea más suave.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores