¿Por qué todo el mundo quiere aprender PYTHON?

Escribe Nazareno Castro, Senior Software Engineer en Intive

Python es, en la actualidad, uno de los lenguajes de programación más populares. Profesionales, estudiantes y especialistas de todo tipo eligen esta tecnología para aplicarla en una gran variedad de ámbitos. Este lenguaje de programación de código abierto, que se caracteriza por ser claro y dinámico, es usado tanto en plataformas comerciales como en educación.

Python está pensado para resolver problemas matemáticos por personas que saben matemática y no programación. De esta manera, se formó como un lenguaje muy versátil y con poca burocracia. Es un lenguaje muy popular entre quienes quieren aprender a programar porque no tiene muchos requerimientos para ponerse en funcionamiento. No requiere de una JVM (Java Virtual Machine por sus siglas en inglés) como Java o Scala, o de un compilador difícil de instalar, como sucede con el lenguaje C#; tampoco requiere de un IDE (Integrated Development Environment), como smalltalks (donde el IDE es el lenguaje). Sin embargo, al mismo tiempo tiene todos los features que traen todos los lenguajes anteriores.

Así, tenemos un lenguaje que es fácil de configurar, funciona en un editor de texto y permite hacer casi todo, desde objetos, programación funcional a algo parecido a programación estructurada.

Algunos de los proyectos donde se puede aplicar Python pueden ser los educativos. La UNQ (Universidad Nacional de Quilmes), por ejemplo, tiene un lenguaje de programación hecho en Python que se llama gobstones. Dicho proyecto mutó y se convirtió en una versión web, pero en su momento era un pseudo lenguaje hecho en Python. Es muy fácil entender cada elemento del código en Python porque no tiene muchos símbolos; recurre al uso de sangrías y espaciados para separar los distintos alcances del código; además, se puede escribir código en todo tipo de plataformas y funciona, y, por último: no tiene tipos estrictos, de modo que no molesta al usuario con «este tipo no es aceptado por esta función».

Otra cosa que ayuda mucho a que Python llegue a las personas que están arrancando es la comunidad que tiene, que no para de implementar mejoras y herramientas sobre el lenguaje.

Existen aplicaciones de Python ya sea para realizar procesamientos matemáticos o procesamientos de archivos y texto. Se usa también para la creación de webservice porque es muy fácil mantenerlo; para hacer análisis de información y, en ocasiones, en Data Science.

Python ya no se elige solo para prototipado o scripting. Cada vez más empresas lo utilizan para servicios REST (Representational State Transfer - Se refiere a interfaces entre sistemas que usan HTTP para obtener datos y/o generar operaciones sobre esos datos en todos los formatos posibles, como es el caso de Twitter y Youtube); para sus desarrollos de análisis de datos o para abstraer algún servicio de terceros. Si alguien busca trabajar en la industria del software, Python es la manera más rápida de acercarse.

Una de las formas que más ayuda a promover que este lenguaje sea elegido es que crezca su comunidad y que la gente que lo utilice. Apoyando la comunidad y fomentando su crecimiento habrá cada vez haya más usuarios y, de ese modo, lograr el principal objetivo: que se desarrollen productos de software de cada vez mejor calidad.

(*) Nazareno Castro: Senior Software Engineer en Intive


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores