Las laptops económicas no serían un negocio rentable

Según la consultora, la venta de este tipo de dispositivos aumentará, pero debido a su bajo costo, sólo representarán el 5% del mercado total de PCs para 2012

Desde que Nicholas Negroponte, el hombre fuerte detrás de OLPC, presentó al mundo su modelo de laptop económica educativa para los estudiantes del tercer mundo, se inauguró en la industria el segmento de las notebooks de bajo costo. Múltiples fabricantes lanzan a diario sus propios dispositivos para intentar pelear por una cuota de mercado, motivados por el enorme potencial de consumo que pueden lograr con los países en desarrollo.

Sin embargo, IDC acaba de publicar un informe cuya principal conclusión aseguró que las laptops económicas no serían un negocio rentable para los monstruos del hardware. Según la consultora internacional, este tipo de equipos tendrán salida como dispositivos móviles secundarios en regiones establecidas y en el ámbito educativo, y no serían tan tenidas en cuenta por los gobiernos para reducir la brecha digital en sus habitantes,

“Los consumidores han asumido la idea de que la PC portátil es más un dispositivo personal que un equipo para compartir en familia”, afirmó Bob O´Donnell, vicepresidente del Grupo de PC en IDC. “Esto ha llevado a la introducción de laptops en una gama cada vez más amplia de tamaños y formas, así como de equipos cada vez más especializados. En este sentido, las notebooks ultracompactas de bajo costo, que pueden ser fácilmente transportadas y proporcionan acceso fácil y rápido a Internet vía WiFi, llenan un hueco importante en este mercado incipiente”.

Es especialista pronosticó que las ventas mundiales de este tipo de equipos aumentarán en los próximos años, pasando de 500.000 unidades vendidas en 2007 a más de 9 millones en 2012. De todas maneras, debido a los reducidos precios de venta de estos dispositivos, los ingresos globales no superarían los 3.000 millones de dólares, representando cerca del 5% de todo el mercado de PC de consumo para ese año.

En otras palabras, las laptops económicas no recibirían una aceptación generalizada por parte de los consumidores. “La diferencia de precio con respecto a equipos con todas las prestaciones será pequeña, y muchos consumidores optarán por pagar un poco más para adquirir un PC portátil más completo”, agregó O´Donnell.

“Además, los fabricantes de equipos, alertados por los escasos márgenes de estos dispositivos, los promocionarán como equipos complementarios, en lugar de productos de reemplazo, a lo que hay que añadir que aún deben enfrentarse al desafío de convertirlos en un negocio rentable”, finalizó el consultor.


Más información: www.idc.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores