Para reducir los índices de piratería, BSA busca concientizar a los más chicos

La Business Software Alliance entregará a colegios primarios y secundarios material para transmitir a los alumnos la importancia del Derecho de Autor

En ciertas ocasiones, las conductas humanas trascienden el marco legal y toman un rumbo sin tener en cuenta las futuras sanciones que podrían sufrir. Así podría graficarse lo que sucede en Argentina, y en gran parte del mundo, con el consumo de software ilegal o sin licencia. Pese a que existe una legislación que castiga esos actos, los usuarios continúan descargando programas o archivos de forma "irregular".

"No está suficientemente inculcado el sentido de abstenerse de las copias"

Por ello, la Business Software Alliance (BSA), una confederación que nuclea a los titulares de software comercial de todo mundo, se planteó atacar el problema desde otro ángulo: Presentó en el país el programa educativo "Piensa antes de copiar", cuyo objetivo es que estudiantes de escuelas primarias y secundarias tomen conciencia sobre el significado del concepto Derecho de Autor y usen Internet de forma responsable.

En diálogo con Canal AR, Antonio Millé, representante legal de BSA en Argentina, expresó que la iniciativa apunta a que la juventud "comprenda cómo al bajar un archivo de cualquier naturaleza que contenga propiedad ajena, se está violando derechos de terceros, y de alguna manera, las posibilidades creativas de toda la comunidad".

Aunque todavía no han llegado a un acuerdo formal con ninguna institución educativa, están en tratativas para empezar a poner en práctica el programa y difundirlo en los colegios.

Fomentar una nueva conciencia

Desde el punto de vista de Millé, es importante entender que la piratería es un fenómeno cultural, y que ésa es la clave para revertir esta situación: "La gente está firmemente convencida de que es una acción contraria a la moral el apropiarse de bienes físicos de otro, pero no sucede lo mismo con la apropiación de bienes intangibles de terceros".

Por otro lado, remarcó que cuando hay piratería el más perjudicado resulta ser el productor local. "Para el internacional, el mercado argentino es marginal… pero para los que producen software dentro de Argentina, cada copia vendida actúa en detrimento de sus posibilidades de obtener ganancias".

-¿Qué opinión la merece que La Corte Suprema de Colombia hace unos días emitió un fallo que sostiene que el intercambio de archivos de música entre los usuarios no es un delito, siempre y cuando no persiga un beneficio económico?

-La legislación colombiana es diferente de la nuestra. Su Ley de Derecho de Autor permite a las personas que están sometidas a la legislación de ese país a obtener una copia de una obra para su propio y personal uso. No es así en Argentina.

"En nuestra legislación, el hecho de copiar de Internet una obra ajena, película, archivos MP3, o un programa de computación que no tiene licencia, es un delito que está al mismo nivel de que si se tratara de una defraudación", concluyó.


Más información: www.piensaantesdecopiar.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores