Desde Cuba criticaron el proyecto OLPC

Por Nayla Simone
El uruguayo Daniel Olivera, creador del sistema operativo UTUTO, denunció en la Convención Informática 2007 llevada a cabo en La Habana, que el proyecto es un “gran negocio” y que es “un sistema espantoso de dominación y manipulación cultural global”. Por su parte, el ministro cubano de Informática y Comunicaciones, Ramiro Valdés, declaró: "Resulta una falacia que ese mismo Gobierno hable de reducción de la brecha digital"

El ya conocido proyecto One Laptop per Child, impulsado por Nicholas Negroponte, fundador y director del Media Lab, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), propone que los gobiernos de países en vía de desarrollo incorporen máquinas de un poco más de 100 dólares en sus sistemas educativos. La semana pasada fue duramente criticado en la Convención Informática 2007 llevada a cabo en La Habana, Cuba, con la presencia de 1.650 expertos de 58 países.

Las críticas fueron impulsadas por el uruguayo Daniel Olivera, creador del sistema operativo UTUTO, quien destacó que el proyecto es un “gran negocio” y que es "un sistema espantoso de dominación y manipulación cultural global (...) Tienen cosas oscuras que no nos gustan", las laptop cuentan con "un sistema de posicionamiento global para ubicar los equipos, otro para bloquear su uso cuando se les antoje a sus creadores y además predeterminan los contenidos que van a utilizar los usuarios".

También, el ministro cubano de Informática y Comunicaciones Ramiro Valdés, se acopló a las opiniones de Olivera en la inauguración del evento: "Resulta una falacia que ese mismo Gobierno (Estados Unidos) hable de reducción de la brecha digital", dijo.

Olivera, por su parte, sostuvo que detrás de los "motivos humanitarios" anunciados por el proyecto OLPC, se oculta también un "gran negocio". Aclaró que el MIT cobra regalías por el sistema operativo que le instalan a la PC. "Ahora sí, han logrado el milagro de disfrazar la manipulación de los contenidos", apuntó. El sistema operativo del cual Olivera es autor no se ha tomado muy en cuenta por parte de los promotores de OLPC.

En una entrevista con Bloggers Report, Olivera destacaba que la idea de producir software para el proyecto surgió del hecho de que era el aporte que el país estaba en condiciones de ofrecer, ya que en cuanto al hardware era difícil participar. “Al principio costó mucho, porque la gente del MIT no nos quería enviar máquinas. Después yo me compré una”, decía. También explicaba que el sistema operativo, avanzó por el “sistema de la colectora” en OLPC Argentina: “Es una estructura de manejo de la información que yo la identifico así: está la vía principal y la colectora. Nosotros empezamos haciendo la alternativa, debido a que el MIT no quería enviarnos al menos una laptop. Lo que hicimos fue no quedarnos en la palabra sino pasar a la acción. En la Argentina hubo muchas palabras y poca acción. Nosotros desarrollamos el sistema y lo hicimos público. Luego conecté la máquina a Internet y cualquiera podía usar la máquina como si estuviera frente a ella. De hecho nos preguntaron cómo logramos hacer que la laptop funcione con VoIP”.

En Cuba, Olivera también explicó que la nueva distribución de Linux que él mismo desarrolló, ofrecía muchas más prestaciones y posibilidades que la que está promocionando el MIT con Red Hat y otros fabricantes.

"El MIT no sólo ganaría un gran porcentaje del dinero por vender esta máquina a los gobiernos, ya que sólo admite que la compren por cantidades no menor a un millón; sino que además obtendría dinero por el servicio técnico y de reparaciones de estas máquinas", explicó el uruguayo.

"En el campo de la informática, la libertad no es poder elegir entre varios programas privativos (no libres), es no tener amos, es no usar programas privativos", aseguró Richard Stallman, presidente de la Fundación de Software Libre y fundador del Proyecto GNU. Las bases del movimiento que tanto Stallman como Olivera defienden, plantean la libre ejecución y distribución del software y el acceso a su código fuente para poder modificar el programa.


Más información: www.laptop.org.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores