Científicos argentinos presentaron un generador de electricidad ecológico

Científicos argentinos crearon un generador de electricidad ecológico que no requiere mantenimiento y puede solventar el consumo de una casa promedio. Según sus creadores, se trata de un "Transgenerador Magnético", capaz de durar 5.000 años, y de funcionar en el espacio, la tierra, el agua, o bajo cualquier condición climática.

Un grupo de científicos argentinos creó un aparato llamado Transgenerador Magnético. Se trata de un generador eléctrico ecológico, más barato que otras energías limpias, y que -según sus creadores- puede funcionar por 5.000 años bajo agua, en el espacio, y en la tierra.

Este dispositivo es capaz de producir 1.930 watts de potencia y una tensión de 220v, igual que la usada en las redes domiciliarias. Su costo de producción es de 150 dólares, y la fuente de su energía está dada por unos imanes permanentes capaces de producir energía eléctrica, motriz, o calórica, 100 por ciento no contaminante.

"A mediados de 2003 surgió la idea de encontrar una fuente alternativa de energía a la química o artificial que arruina el medio ambiente", indicó uno de sus desarrolladores, Walter Torbay, a la agencia de noticias DyN, según dijo el portal Infobae.com.

El científico agregó que nadie implementa energías limpias por el alto costo de mantenimiento que ellas tienen. Sin embargo, el transgenerador se presenta como una alternativa limpia y barata. “Las energíes limpias tiene un alto costo de mantenimiento y aplicación, por eso nadie las aplica”, aseguró Torbay la agencia DyN según Infobae.

Por otra parte, dijo que el costo de producción de un transgenerador asciende a 150 dólares, y que puede producir energía eléctrica gratuita para un domicilio que consuma 1.500watts. “Tiene un costo por unidad de unos 150 dólares y puede generar electricidad para alimentar gratis a un domicilio (…) este dispositivo genera 1.930 watts, cuando un domicilio medio consume 1.500 watts”, explicó el científico.

Este descubrimiento tiene el apoyo de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires, y de Mariano Garabaglia, director del Centro de Investigaciones Ópticas de la misma provincia. Si bien existen desconfiados, si este proyecto es serio una puerta de esperanza se abriría en un mundo donde la pelea por la energía cuesta cada vez más cantidad de vidas humanas.


Más información: icyti@hotmail.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores