Arreglar Facebook, el desafío de Mark Zuckerberg para 2018

"Facebook tiene mucho trabajo por hacer si se trata de la protección de nuestra comunidad contra el abuso y el odio, la defensa contra la interferencia de los estados-nación"

Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook, anunció que su objetivo para 2018 es "reparar" la red social para que no sea usada como una plataforma para "el abuso y el odio".

Como todos los años, el creador de la red social asumió un nuevo desafío personal. En los últimos años ya visitó todos los estados de EE.UU, corrió casi 600 kilómetros, construyó Inteligencia Artificial para su casa, leyó 25 libros y aprendió mandarín.



"Empecé a hacer estos desafíos en 2009. Ese primer año, la economía estaba en una profunda recesión y Facebook aún no era rentable. Necesitábamos tomarnos en serio la tarea de asegurarnos de que Facebook tuviera un modelo comercial sostenible. Fue un año serio, y usé corbata todos los días como recordatorio", escribió en su cuenta.

"Hoy se parece mucho a ese primer año", aseguró Zuckerberg, y agregó que "el mundo se siente ansioso y dividido, y Facebook tiene mucho trabajo por hacer si se trata de la protección de nuestra comunidad contra el abuso y el odio, la defensa contra la interferencia de los estados-nación, o asegurarse de que el tiempo invertido en Facebook es un tiempo bien empleado".

Y agregó: "Mi desafío personal para 2018 es centrarme en solucionar estos problemas importantes. No evitaremos todos los errores o abusos, pero actualmente cometemos demasiados errores al aplicar nuestras políticas y evitar el uso indebido de nuestras herramientas. Si tenemos éxito este año, terminaremos el 2018 con una trayectoria mucho mejor".

La tecnología como fuerza descentralizadora

Con más de 2.000 millones de usuarios, la red social sigue siendo objeto de críticas por la difusión de noticias falsas, contenidos violentos, censura; e incluso acusaciones de que Rusia trató de interferir en las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016, utilizando la red social.

En este sentido, el CEO prometió reunir grupos de expertos en temas como educación, política, gobierno, educación cívica y filosofía para discutir y ayudar a trabajar en los fundamentos y las políticas de la red social y las tendencias más importantes de la tecnología.

"Por ejemplo, una de las preguntas más interesantes de la tecnología en este momento es acerca de la centralización frente a la descentralización. Muchos de nosotros nos metimos en la tecnología porque creemos que puede ser una fuerza descentralizadora que pone más poder en manos de las personas. (Las primeras cuatro palabras de la misión de Facebook siempre han sido "darle a la gente el poder".) En la década de 1990 y 2000, la mayoría de la gente creía que la tecnología sería una fuerza descentralizadora".

"Pero hoy, muchas personas han perdido la fe en esa promesa. Con el surgimiento de un pequeño número de grandes compañías tecnológicas y gobiernos que usan la tecnología para vigilar a sus ciudadanos, muchas personas ahora creen que la tecnología solo centraliza el poder en lugar de descentralizarlo".

"Hay importantes contratendencias en esto, como el cifrado y la criptomoneda, que toman el poder de los sistemas centralizados y lo devuelven a las manos de las personas. Pero tienen el riesgo de ser más difíciles de controlar. Me interesa profundizar y estudiar los aspectos positivos y negativos de estas tecnologías, y la mejor manera de utilizarlas en nuestros servicios", concluyó.


Más información: www.facebook.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores