El negocio en tiempos de crisis. ¿Por qué elegir un sistema cloud?

Escribe Hernán Sabbi, Líder de Producto de IFX Networks

La crisis económica de los últimos años, expandida en toda latinoamérica, generó una necesidad por parte del sector empresarial de optar por una solución que implique una reducción en costos, mantenimiento y mayor seguridad: la migración de las empresas a la nube fue la opción elegida.

Este modelo de consumir tecnología como servicio (aplicaciones, computación y almacenamiento), sin necesidad de inversiones, de forma segura y accesible desde cualquier lugar ofrece a las empresas un gran ahorro de costos ya que elimina las inversiones iniciales y las convierte en gastos variables muy reducidos según el consumo.

Según un informe de JP Morgan de 2018, el 16% de las operaciones de las empresas tienen lugar en la nube, pero tanto directivos como responsables de IT estiman que esta cifra superará el 40% en 2020. La adopción de servicios en la nube pública avanza configurando un sector cada vez más amplio y con mayor diversidad de ofertas y tecnologías disponibles. El cambio en el entorno cloud es constante y los expertos identifican algunas tendencias que marcarán el devenir del sector durante este año y los venideros.

Mitos sobre la implementación

En la implementación no existe un ahorro real ya que las tareas de implementación son las mismas en cualquier sistema. Básicamente el ahorro se presenta cuando se realiza la adquisición del equipamiento o los dispositivos de backup y seguridad que integran la solución completa, acá si representan un ahorro de tiempos dado por la rapidez en que los servicios de nube son entregados. Esto impacta directamente en los tiempos de operación de la empresa porque les permite salir en producción antes de lo esperado y la relación ronda casi el 90% de ahorro en tiempo.

Relación tiempo - productividad

El software on-premise requiere servidores in-house, licencias de software, integraciones, y soporte IT cualificado. Una vez el sistema comienza a funcionar, se necesita invertir tiempo y dinero en mantenimiento de rutina, y actualizaciones constantes del sistema. Esto a la larga resultaría mucho más costoso que un software como servicio (SaaS), que hace actualizaciones automáticas y el proveedor gestiona el mantenimiento. La productividad Cloud de los servicios se miden con el SLA/ANS, todos los productos tiene un SLA asociado y esto se encuentra certificado mediante normas ISO, de esta manera se genera una disponibilidad por cada producto que se basa en el tiempo, que se encuentra operativo, brindando servicio.

Relación con los costos

Las soluciones basadas en la nube son escalables, así que a medida que la empresa crece, puedes expandir la funcionalidad del sistema según tus planes de crecimiento -como abrir nuevas oficinas en otras regiones/países- sin tener que hacer una inversión grande. En cambio, las soluciones on-premise requieren una compleja estructura tecnológica e inversión en personal cualificado. La relación de costos de funcionamiento para una empresa, aun cuando la comparación sea anual contra la mensual, representan un ahorro que está por arriba del 35% siendo un beneficio para el cliente final. Este número surge de una comparación lineal de costos y contempla incluso aquellos costos ocultos que poseen todas las empresas.

Los costos ocultos, son aquellos gastos que no son productivos o estrictamente necesarios para el funcionamiento de las empresas y que suelen pasar desapercibidos por los sistemas contables y la cuenta de resultados, todas las empresas los poseen en mayor o menor medida pero muy pocas los toman en cuenta o los contabilizan al momento de realizar una comparación de costos, suelen ser costos de su operación cotidiana y pasan desapercibidos. En este caso, al contar con infraestructura física el personal de sistemas que no avisa del mal funcionamiento de sus servidores a tiempo, la falta de un sistema que alerte sobre el vencimiento de insumos o el consumo eléctrico de los A/C que refrigeran los servidores de un data center son algunos ejemplos de costos ocultos,que, dependiendo del core de negocio de cada empresa, las pérdidas pueden llegar a ser catastróficas.

Las empresas que operan en la nube se ven beneficiadas al 100%, ya que no sólo obtienen un ahorro de costos por arriba del 35% sino que les permite reutilizar este dinero en su propio core de negocio potenciando de esta manera su mercado.

(*) Hernán Sabbi: Líder de Producto de IFX Networks


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores