Schneider Electric presentó una nueva serie de tarjetas de administración de red NMC 3.0

Se destacan por sus altas prestaciones relacionadas a seguridad, siendo sus principales diferenciadores respecto a tecnologías anteriores

El panorama de amenazas de ciberseguridad se encuentra en constante evolución, potenciado por el uso masivo de dispositivos inteligentes conectados a internet, los cuales son utilizados como “puerta de entrada”. Así lo entiende Schneider Electric, que además asegura que la amenaza e intrusión también sucede a nivel hardware, es decir, el acceso físico a una red de comunicación a través de uno de los puertos en los dispositivos conectados. De esta manera, el sistema se ve comprometido o falla por completo, resultando en pérdida de información, tiempo y dinero.

En este contexto, la empresa presentó las nuevas tarjetas de administración de red “NMC 3.0” (Network Management Card 3.0, por sus siglas en inglés) para UPS monofásicos, modelos AP9640 y AP9641, que se destacan por sus altas prestaciones relacionadas a seguridad, siendo sus principales diferenciadores respecto a tecnologías anteriores (AP9630 y AP9631): cambio de contraseña con credenciales estrictas requeridas en la sesión inicial, y protocolos desactivados por defecto (excepto HTTPS y SSH) brindándoles al usuario la elección de habilitar / deshabilitar cualquier otra interfaz necesaria.

"El usuario, con el grado de administrador, gestiona el UPS mediante la tarjeta de red bajo protocolos de comunicación de alta confiabilidad y tiene que activar por sí mismo las interfaces que desea operar, ya que vienen deshabilitadas por defecto, evitando así que se vulnere la comunicación. Esto hace que el intercambio de información a través de la tarjeta de red sea mucho más seguro", destaca Roberto Chávez, SAM Business Development Transactional Mngr de Schneider Electric.

Las NMC 3.0 están fabricadas en base a un nuevo procesador desarrollado íntegramente por Schneider Electric. De esta manera, manejan una velocidad de transmisión de datos de hasta 1 Gbps en comparación a los 100 Mbps ofrecidos por tecnologías anteriores. "Esta velocidad de transmisión es equiparable con las que hoy en día manejan casi todos los equipos de comunicación, como switches o routers, por lo que los datos no van a encontrar una restricción de velocidad, proveniente de la tarjeta de red, dentro del proceso de comunicación. De esta forma, hemos aumentado la eficiencia de funcionamiento de las NMC 3.0", explica Roberto Chávez.

Un tercer aspecto destacado de la serie NMC 3.0 es que tiene una capacidad de almacenamiento de datos y registro de eventos casi ilimitado. "Estas tarjetas de red se comportan como servidores web. Estamos hablando de casi 100 veces más lo que puede almacenar una tarjeta de comunicación de la serie anterior”, comenta al respecto Roberto Chávez.

Un último punto que cabe mencionar es su facilidad de uso. Las NMC 3.0 tienen capacidad multilingüe, con interfaz del navegador web disponible en 10 idiomas, entre ellos, inglés, español y portugués. Además, disponen de un puerto de consola basado en una interfase micro USB compatible con cables de consola comerciales en el mercado, lo que facilita al usuario el reemplazo rápido del cable original en caso de pérdida o extravío de este.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores